Breve guía de heráldica medieval para escritores de fantasía

Cabecera Heráldica

La idea para este post me surgió leyendo El Lobo Blanco de Abel Murillo. Por aquel entonces aún estaba en la carrera y hacía poco que había tenido una clase de heráldica. En una escena, se describía un salón de palacio en el que estaban colgados los estandartes de las órdenes de caballería del reino. Os parafraseo un poquito:
"Podían verse el dragón rojo de la orden de Lánzolt, el halcón verde en campo blanco de la Orden del Halcón Avizor, el oso negro en campo plata de la Orden del Oso Negro, los dos peces blancos sobre campo azul celeste de la Orden del Agua, el cisne blanco sobre campo verde y azul de la Orden del Cisne Blanco, el unicornio de plata sobre campo añil de la Orden del Unicornio Plateado (la orden de la reina Danéleryn), el león dorado en campo rojo sangre de la Orden del León, el cuervo de plata en campo negro de la Orden del Cuervo Errante, y por último el hipogrifo dorado con corona real en campo azul y rojo de la Orden del Hipogrifo, a la cual pertenecía el rey Dúnel."

Me llamó la atención porque los escudos son correctos excepto el de la orden al que pertenece el protagonista: dragón rojo sobre negro. Además, el hecho de que Abel emplease términos como "campo" y "plata" evidenciaba que sí sabía del heráldica. Aunque también puede haber dicho: "Fuck this, es mi mundo de fantasía y me lo f**** cuando quiero"

En esta entrada voy a daros unas breves nociones para formar unos escudos "correctos" y a blasonarlos por si queréis darle un toque más épico a vuestros escritos (pero haced el favor de explicarlo antes, es normal que la mayoría de lectores no tengan ni papa de heráldica):


Los colores:


En heráldica se distinguen dos tipos de colores: los metales y los esmaltes.

Metales:
  • Oro: Amarillo
  • Plata: Blanco
Y los Esmaltes:
  • Gules: Rojo
  • Sable: Negro
  • Azur: Azul
  • Sinople: Verde
  • Púrpura (creo que este no hace falta aclararlo...)
  • Menos habituales: Lenoado, Cenizo
Fácil, ¿eh? Bien, una vez hayáis comprendido esto os mostraré la principal ley de la heráldica:

NUNCA JAMÁS SE DEBE COLOCAR ESMALTE SOBRE ESMALTE Y METAL SOBRE METAL. DEBEN IR INTERCALADOS.

Lo pongo en mayúsculas porque es el mayor error que veréis en los escudos inventados. Pondré ejemplos más abajo. Ahora vamos con:

Las figuras:


Son el emblema del escudo propiamente dicho. También pueden llamarse muebles y pueden clasificarse en grupos:

Animales: León, lobo, cabra, ciervo, vaca, jabalí, paloma, merleta (pájaro sin pico ni patas), águila (bicéfala simbolizaría al imperio), dragón (figura negativa)
Plantas: Lis, arbal (pino), rosa, piña, hojas de higuera, roble...
Astros: Sol, estrella, luna (mayormente creciente)
Edificaciones: Castillo, torre, muro, puente...
Utensilios: Caldera (una especie de olla, no os vayáis a imaginar la caldera del gas), sierra, campana, cadenas...
Otras decoraciones: Carbunclo o carbúnculo (decoraciones que siguen los nervios del escudo, como la cadena del escudo de Navarra), benzantes (lunares)...

Os pongo todas, aunque sé que las que utilizaréis en fantasía van a ser sobre todo animales y astros. Por cierto, llevar una vaca o una sierra en el escudo en la Edad Media no era nada peyorativo, simplemente era un emblema.

Las particiones:


En ocasiones el fondo del escudo no es de un solo color, sino de dos o incluso más. Según como sea esta partición recibirá un nombre u otro. Puede ser horizontal (cortado), vertical (partido), oblicuo, cuartelado en cruz, cuartelado en sotuer... En la heráldica medieval los escudos se iban complicando, pues se partían para añadir los emblemas de los antepasados. En fantasía los escudos que suelen emplearse son de reinos, de órdenes de caballería o de familias consolidadas, por lo que no considero importante explicar esto. Aún así, si queréis indagar os dejaré unos links al final.

Cómo blasonar: ejemplos.


Aquí se complica un poco la cosa. El fondo se denomina campo. Si hubiese particiones o varias figuras se empezaría por la esquina superior izquierda (superior derecha desde el lado del escudo) para seguir hacia la derecha y después bajar. Por suerte, en la fantasía los escudos suelen ser bastante simples: 
Escudo Targaryen: dragón rojo sobre fondo negro

Aquí se nos viene el primero. Blasonado sería: En campo de sable, dragón tricéfalo de gules linguado de plata. Pero señores, ¿recuerdan esa norma con la que he abierto el artículo? NO ESMALTE SOBRE ESMALTE. Y aquí están gules sobre sable. Por tanto, este escudo sería incorrecto según el método medieval. (que irónico que justo Abel Murillo hubiese cometido este mismo fallo, justo también con un dragón de gules sobre sable).

Escudo Baratheon: Venado negro sobre fondo amarillo

Sobre campo de oro, venado rampante de sable coronado en oro. Si es cierto que la corona y el campo están tocando, pero la corona ya se considera parte del emblema, por lo que está superpuesto al venado, por lo que había una intercalación oro-sable-oro. Esto puede variar, como veremos en el siguiente. Este escudo es correcto :)

Escudo Lannister: León amarillo sobre fondo rojo

León rampante de oro, linguado de plata sobre campo de gules. Aquí se ha empleado otro truco similar al anterior: la lengua se considera parte del león, y por tanto no podría ir metal sobre metal (plata sobre oro). Según como convenga, se considera que la lengua está "separada" del león y es como un emblema aparte, por lo que estaría sobre gules, es decir, sobre esmalte. Por tanto, este escudo también sería correcto.
Escudo Stark: Lobo gris sobre fondo blanco

Cabeza de lobo huargo de cenizo sobre campo de plata. A simple vista este escudo es correcto: esmalte sobre metal. Pero hay una cosa que se me olvidó mencionar... y es que todas las figuras deben estar mirando hacia la derecha del escudo (izquierda de nuestra vista). Este escudo sería correcto siempre y cuando se voltease el lobo. Como podéis comprobar es el único que no cumple esta regla.

Escudo Lannister de Darry: León amarillo sobre fondo negro y labrador negro sobre fondo marrón

Me he encontrado este escudo más difícil que voy a intentar blasonar sin mirar la wiki: Cuarteado en cruz: en primer y cuarto cuarteles: sobre campo de gules, león rampante de oro linguado de plata. En segundo y tercer cuarteles: labrador de sable sobre campo leonado. Este lo he puesto como ejemplo para que veáis los escudos que son menos simples, pero creo que ya podéis decir solitos lo que está mal en este escudo :)

Espero haberos ayudado un poco a confeccionar vuestros escudos. Yo tampoco soy una experta en heráldica, pero si tenéis alguna duda preguntad, que intentaré resolverla como pueda (tengo conocidos que tienen más idea que yo). Vuelvo a repetiros que este es el método utilizado aquí en la Tierra... Y siempre podéis mandar todo esto a la mierda e inventaros unas nuevas normas de heráldica para vuestros reinos, pero al menos he querido dejaros una base para que modifiquéis como gustéis.

Bibliografía: 
  • Mis apuntes de clase del señor Javier Martínez de Aguirre.

Si queréis ampliar:

Comentarios

  1. ¡Hola! Todavía no había pasado por aquí (¡Mis disculpas!) y me he quedado alucinada con el contenido. De momento he echado un vistazo a un par de entradas y solo he leído esta entera. Es genial, y te agradezco enormemente la explicación, pues cada vez que leía las descripciones heráldicas ¡no entendía nada! Ahora todo tiene mucho más sentido. :) ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aay perdóname porque no he visto tu comentario hasta hoy D:
      Para eso estamos :) así que si quieres meter algo de heráldica, ya sabes :D

      Eliminar
  2. Hola, me ha parecido una buena entrada (como el resto de las que he ido leyendo hasta ahora), pero me ha hecho recordar una duda que siempre he tenido desde que empecé a interesarme por la heráldica (sobretodo fantástica), no sé si sabrías aclararla pero ahí va:

    En las figuras algo más complejas se suele usar el sable para detallar la figura, en el caso del león de oro sobre campo de gules, ese sable sería sobre el león de oro así que entiendo que cumple la norma; pero por ejemplo, en el caso del lobo huargo cenizo, ¿los detalles de las orejas, el pelaje y demás de la cabeza del lobo, al ser en sable no estarían incumpliendo la norma de esmalte sobre esmalte? ¿o es que los detalles se consideran como algo aparte que no afecta a esa norma?

    A lo mejor es una duda estúpida... pero prefiero aclararla, ¡un saludo y gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias por comentar. La verdad es que tu duda nunca me la había planteado, pero supongo que las líneas no cuentan como esmalte, simplemente sirven para que la figura destaque más frente al fondo. Si contase como esmalte prácticamente todos los escudos estarían mal, y no creo que se creasen esas reglas para romperlas xD (el Lannister también estaría mal, porque aunque el león es de oro está sobre fondo de gules, así que de nuevo sería esmalte sobre esmalte)

      Para nada es una duda estúpida, si te surge otra cualquiera no dudes en preguntarlo. ¡Un saludo!

      Eliminar
    2. Gracias por tu respuesta (y sobretodo por la velocidad con la que respondiste).

      Recuerdo hace tiempo haber leído que esta regla era porque, en el campo de batalla y en la lejanía, esmalte sobre esmalte (por ser colores oscuros) y metal sobre metal (por ser claros) no se distinguirían; desconozco si ese es el motivo aunque explicaría esta "libertad" para hacer los detalles de las figuras. Aunque en ese caso, preocuparse por si ciertos detalles como la lengua en el escudo Lannister son parte o no del la figura no tendrían razón de ser.

      La heráldica acaba resultando mucho más compleja de lo que parece en un primer momento... Pero bueno, es lo que hay...

      Otra vez gracias por la respuesta, ¡y un saludo!

      Eliminar
  3. QUÉ NARICES. No tenía ni idea de la mitad de esto.
    ¡Gracias!
    Sacándole fallos a los grandes... contigo da gusto, hija <3

    ResponderEliminar
  4. Se puede color sobre color o metal como metal en el caso de que el objeto representado sea de su color natural, no?
    Eso entiendo de esto (de uno de los links que pusiste):
    No se aplicará, pues, esta regla a los pequeños detalles de las figuras, como ojos, garras, picos, frutos, coronas, etc., ni a las figuras humanas y sus partes o a las restantes figuras que se representes en su color natural, los cuales podrán ponerse indistintamente sobre metal o sobre color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además también es importante la simbología emblemática del objeto representado y que esté relacionada con el lema, que eso suele apestar bastante en las novelas de fantasía

      Eliminar
  5. Madre mía, qué entrada tan currada y didáctica sobre heráldica. Solo añadiría una cosa: que la regla de los colores alternos no aparece porque sí, sino que deriva de las mismas razones por las que surgen los escudos de armas. ¿Por qué en la Edad Media surgen los escudos de armas con tanta fuerza? Entre otras cosas, porque se multiplican los sujetos capaces de armar una tropa (nobles, abades, ciudades, el rey) y es necesario saber desde lejos quién viene.

    Y claro, si no se cumple la regla de los colores alternos no hay manera de distinguir nada a lo lejos. Una figura oro sobre campo plata es imposible de identificar hasta que te acercas. Lo mismo si es gules sobre campo púrpura, por ejemplo. En el último ejemplo que has puesto se ve muy bien: el león en oro resalta sobre el campo púrpura y el labrador sable se confunde con el campo leonado.

    ¿A dónde quiero ir a parar con esto? A que explicar la razón de la regla permite entenderla mejor para que luego la gente se la pueda saltar con fundamento. En otras palabras, que lo de no poner un esmalte sobre un esmalte ni un metal sobre un metal no es un capricho de heraldos medievales: si escribes un mundo donde esta regla no rija, conviene que te inventes otra para que los escudos de armas sean distinguibles a lo lejos.

    Un blog magnífico, por cierto. He llegado a esta entrada saltando desde otras tuyas :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Crítica Worldbuilding: 6 fallos de Memorias de Idhún

Convocatoria: Mundos fantásticos

Sistemas de magia I