"Mitologiza" tu mapa de fantasía

Vaya que raro, la loca que escribe sobre mitología haciendo otro artículo de worlbuilding relacionado con la religión. 


Creo que todos los escritores de fantástica tenemos obsesión por nuestros mapas. Tanto, que muchos hacemos tutoriales de geografía. Yo misma pensé en hacer uno (más criticando los mapas mal hechos que una guía, PAOLINI OJALÁ TE MUERAS pero hoy no es ese día) pero ya hay miles y miles en internet, no solo de como configurar tu mapa, sino de cómo utilizar programas como el Photoshop para añadir texturas, aspecto de viejo, etc. Pero de todos modos aquí os dejo el de Alister y Cuervo, que fue el que me inspiró para hacer esta cosa (y en español vas a encontrar pocos... ninguno mejor que este).


Antes de empezar, debes tener en cuenta el grado de religiosidad de tu civilización. En una civilización como la nuestra esto tendrá poco sentido y quedará reducido a una especie de leyenda o cuento antiguo, olvidado en las grandes ciudades pero que suele contar gente más creyente como los ancianos o gente de los pueblos. Pero creo que en la mayoría de historias de fantasía esto no suele ser el caso: al contrario, la religión tiene una gran importancia. 

Pero a veces leyendo tengo la sensación de que eso no es así. La religión es como un elemento más, solo es utilizada cuando aparecen los sacerdotes (que en la mayoría de los casos son reflejados negativamente, suelen ser villanos por nuestra percepción actual de la religión). Pero sin salir de ejemplos actuales, la religión no conlleva únicamente un cuerpo de sacerdotes y un templo bonito e impresionante. Una religión también contiene una mitología, una filosofía, un método para explicar las preguntas del mundo. Y entre esas preguntas, se me ocurrió la de “¿por qué el mundo está configurado así? ¿Por qué los continentes tienen esas forma y no otra? ¿Por qué aquí hay montañas y aquí un lago?” Todo esto obviamente tiene una explicación científica (100tyfika, lo siento, si no lo pongo no soy yo) en la geología, pero aquí no voy a hablar de eso.

Cuando me paro a pensar, apenas conozco ejemplos en la vida real de esto. (Y si alguien conoce alguno que lo diga para añadirlo). Uno es la ciudad santuario de Madurai, en Tamil Nadu (India, por si no me conocéis todavía). Según el mito, cuando Shiva pasaba por allí se detuvo para contemplar la belleza de una divinidad local menor (una especie de ninfa) y una lágrima o una gota de sudor según el mito, cayó en la tierra. Esa lágrima formó el estanque del templo. La arqueología ha demostrado que realmente el estanque fue lo primero que se construyó, y que el resto del templo fue posterior. Irónicamente, el estanque está orientado hacia los puntos cardinales, mientras que los demás edificios no.
Planta de la ciudad-santuario de Madurai
El estanque está marcado con la C
En la fantasía que he leído (desgraciadamente me queda mucha por leer :( ) solo me ha venido a la mente el Idhún de Laura Gallego. Vamos a ver, no me malinterpretéis: el mapa de Idhún es bastante… mejorable. Un continente con forma de hexágono con una torre y un templo en cada punta intercalados, con las razas divididas en regiones, cadenas montañosas en ángulo recto, traedme una cuchara para sacarme los ojos, ríos también en ángulo recto… Y del worldbuilding mejor no hablamos (una religión para 7 razas en la cual no hay ninguna secta, meda cara de arte dedicada en la enciclopedia, EEEENNN FFFIIIINNN).

Pero eso lo dejo para otra ocasión. Hoy he venido para hablar de la mitología reflejada en la geografía.
Mapa de Idhún
Y os juro que el de Paolini ES PEOR
En Idhún se nos cuenta como al crear el mundo, Wina, la diosa de la tierra y de todo lo vivo, pobló todo el planeta de exuberantes bosques. Aldún, el dios del fuego, quiso descender para ver su creación más de cerca, sin tener en cuenta su propia naturaleza. Así, cuando descendió, quemó una gran parte del continente sin querer. Wina se enfadó con él y condenó a la raza que Aldún había creado, los yan, a vivir en el territorio que él había destrozado: el desierto de Kash-Tar.

Este mito es muy simple, pero explica de manera lógica el porqué hay un desierto en un continente como Idhún, completamente cubierto de verde en el resto de su geografía.

Peero *aclara la garganta* este es mi blog y yo he venido aquí a hablar de mi libro, de mi Senkathoan y mi Naulnor concretamente.

Mapa de Naulnor


Vale, debo exculparme, este mapa tiene un par de años y sé que no es perfecto. Debería hacer el Lago de los espíritus más pequeño, porque si no se desbordaría hacia los dos mares, y ahora le tengo un poco de fobia a las cosas completamente orientadas (por eso el templo de Madurai es guay), por lo que la brújula estaría ahora un poco desviada, con el pico del norte apuntando más bien hacia el noroeste.

Y antes de pasar a la mitología permitidme explicar un poco la situación social-política. El reino en la titularidad del rey, ocupa todo el territorio. Pero los límites de control económico no sobrepasan hacia el norte la línea sur del Lago de los Espíritus. Este territorio es considerado salvaje, donde habitan los monstruos y los magos y donde ocurren cosas extrañas relacionadas con la magia y la niebla.

Vantlar es la capital del reino. Está situada a un lado del país, sí, pero antes de que me critiquéis, es una gran capital que hereda su fama de tiempos anteriores, cuando la niebla gris no existía y por tanto, realmente sí que ocupaba el centro del reino de entonces. Es una de las pocas ciudades que tiene comercio con los reinos orientales. 

Al otro lado se encuentra la Península de Agantar, una zona situada junto a un anticiclón (mientras que Vantlar y las regiones costeras están ocupadas por una borrasca), por tanto, con buen tiempo, tierra fértil, y una cadena montañosa que protege de los vientos fríos del océano del oeste. Y de la misma manera que Vantlar comercia con los Reinos Orientales, Agantar comercia con el Imperio de Kemethdra, el otro gran reino del mundo, principal aliado-rival de Naulnor. La agricultura y la ganadería de la península aporta cerca del 80% del Producto Interior Bruto (o algo parecido a eso) del reino, por lo que hace unos siglos, los condes de Agantar comenzaron a rebelarse y exigir mayor poder al rey, hasta que el actual, Ilair, se ha acercado de manera algo peligrosa a los grupos más radicales y separatistas. Su deseo es partir el continente en la Región de Agantar y las Islas, y la Región Costera, liderada por Vantlar.

Vantlar, y las zonas costeras, por su peor clima, dependen más del mar y de actividades como la pesca, por tanto es normal que el dios principal allí sea Vaarikash, dios de los vientos, que hincha las velas de los barcos. También es importante Enrual, su hijo, y el considerado dios de la pesca. En Agantar, en cambio, es más habitual adorar a distintas manifestaciones locales de la diosa tierra.

Aquí debería ir algún dibujo mío de una estatua de los dioses para aligerar el wall of text
O de la planta de algún templo
Pero dibujo como la mierda, así que os dejo el meme de "tú cuando sales bien en una foto" del Spiderman de los 60

En una antigüedad mítica, este problema no existía. Todo el continente estaba unido, no existía la península ni las islas. El continente del cielo donde vivían los dioses también estaba unido, y el océano que lo bordeaba estaba repleto de seres de todo tipo. Pero entonces, uno de los innumerables dioses que vivía en este mar, Karashtak, se corrompió, volviendo malvados también a numerosos espíritus y seres marinos que le acompañaban. Todos estos seres se transformaron en monstruos horribles, y Karashtak también abandonó su forma divina para transformarse en un demonio de mil tentáculos, mil ojos y una boca con un millón de dientes afilados. Aquí el mito comienza a variar, pero según el mito de Vantlar, fue Vaarikash quien salió a enfrentar a Karashtak y sus monstruos.

El mundo de los dioses es un lugar sagrado en el que no se puede derramar sangre. Por tanto, lo primero que hizo Vaarikash fue abrir las compuertas del cielo y hacer que lloviera. Karashtak cayó sobre el antiguo continente de Naulnor con las fauces abiertas, devorando una gran región del continente, y recortando la que sería la nueva costa con sus colmillos. Vaarikash descendió sobre el Lago de los Espíritus (que entonces no era ni la mitad de grande que actualmente). También clavó su lanza en el suelo, formando, como su nombre indica, el Lago Lanza. Tras una lucha que duró años, Karashtak fue derrotado, y su cuerpo se descompuso rápidamente en monstruos marinos.

Enrual era un dios compasivo que se preocupó de las pobres criaturas que vivían en el mundo inferior. Su padre había derrotado a Karashtak y había salvado el mundo de los dioses, pero había condenado a los mortales a no acercarse al mar bajo el riesgo de ser devorados por los monstruos. Por tanto, construyó un tamiz con hilos sagrados. Sumergió este tamiz en los océanos mortales y obligó a pasar por los hilos a los monstruos que atrapó. Al atravesar el tamiz, cada uno de los monstruos se descompuso en millones de peces de distintas especies, cientos de tiburones y delfines y algunas ballenas.

Cuentan las leyendas que Enrual se encarnó en humano y recorrió todas las costas con su tamiz mágico, eliminando a todos los monstruos y espíritus corruptos de Karashtak. Sin embargo, no consiguió eliminar a todos, pues la presencia de Karashtak no puede ser aniquilada del todo y se concentra en el lugar donde cayó en la tierra. De allí se dice que siguen naciendo monstruos, que pese a la insistencia del dios de la pesca, es imposible eliminarlos a todos. Por esos los barcos mercantes que viajan de Agantar a Vantlar navegan o bien siguiendo las islas, o bien bordeando la costa.

Sigue lloviendo, lo que evidencia que las compuertas del cielo siguen abriéndose para dejar caer más monstruos. Enrual criba la lluvia con su tamiz, haciendo que los monstruos se conviertan en peces antes de caer al océano, sirviendo así de alimento para los mortales. Pero él solo no da a basto, y alguno que otro se le cuela...

Y bueno *se echa flores* Con esto no solo explico los principales accidentes geográficos, y el nacimiento de un problema político, sino también el origen de la lluvia, de los monstruos marinos y los peces, así como una historia heroica de un dios que está más allá de los mortales, y otro que se preocupa por ellos y les ayuda. Se dice que la lanza de Vaarikash está enterrada bajo el templo mayor de Vantlar, y que Enrual sigue encarnándose para ayudar a los humanos cuando están sufriendo numerosos ataques de monstruos marinos.

Así que bueno... ¿Habíais desarrollado algún mito de este tipo? ¿O soy la única loca que se ha inventado un mito para explicar eso?

POR CIERTO
Recuerdo lo de la lista de correo. Eeeeh, todavía no tengo muy claro el qué enviar, tengo unas cuantas ideas pensadas, pero intentaré tener algo esta semana (iré avisando por las redes sociales, si es así)

No sé si decir que Vaarikash os bendiga, tan solo conformaos con que no os mande monstruos.

Comentarios

  1. Me gusta mucho tu mitología ^^

    En mi historia también tengo pensadas varios mitos que explican las grandes preguntas que las civilizaciones se plantean al nacer: ¿Cómo se forma el mar?, ¿Cómo y por qué llueve?, ¿Por qué esa cosa brillante del cielo no se nos echa encima? y cosas varias. Me gusta el detalle de que cada cultura tenga mitos distintos y en mi novela será algo que también se verá reflejado. Además, de que se mezcla la religión oficial con los mitos y las suspersticiones de la gente menos cercana a los templos.

    Nos leemos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, más que basarme en otras novelas de fantasía, me baso en el mundo real. Por eso en los artículos de "_____ en los mundos de fantasía" siempre pongo ejemplos históricos y no de mundos de fantasía ya hechos. Porque todo eso que has mencionado y en lo que yo incido tanto xD apenas aparece en las novelas de fantasía. Quiero aportar mi granito de originalidad en ese campo.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. En mi caso, en la novela que estoy reescribiendo, los dioses realmente crearon el lugar. Así que... no hay total lógica y es todo un poco simétrico because of reasons.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unos dioses ordenados, los tuyos. Y un mundo joven o constantemente reestructurado por ellos pooorque la entropía y la tectónica de placas... Aunque siempre me he preguntado como sería un planeta sin tectónica de placas.

      Eliminar
  3. My gash, a eso se le llama trabajar una mitología. Lo cierto es que lo de los lugares no me lo había planteado nunca, a excepción de algún lugar concreto. Es cierto que Idhún tiene muchos fallos, pero la verdad es que la mitología es una de las pocas cosas que a mi parecer hace bien.

    En mis mundos la religión no suele tener un papel demasiado importante y las grandes estructuras son siempre obra de humanos o consecuencia de sus acciones, pero sé que tiene que estar ahí, so... estoy pasando por ese periodo donde tienes que decidir qué vas a mostrar en una novela y qué no, con el handicap de que la empecé hace años y el worldbuilding da asco. Vamos, que me espera una bonita reescritura xD

    Gracias por el artículo, otra cosa más a tener en cuenta que se me había pasado por alto xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La religión de Idhún está bien si se hubiese tomado como una religión de una raza, por ejemplo los humanos, y que las demás razas la hubiesen cambiado, cambiando el nombre o el aspecto de algún dios, añadiendo relaciones entre ellos etc (la diosa del agua y el dios del viento se unieron y de ahí nacieron las sirenas ¿? cosas así similares. Los dioses de Idhún no se tocan entre ellos ni con un palo). O bien que se hubiese considerado esa religión como la "antigua y verdadera" de la que derivarían las actuales. Por ejemplo, en la religión de los yan, Aldún sería el dios supremo, pero para los adoradores de Wina, habría pasado a ser una figura malvada, como el rey de los demonios, en constante pelea con su diosa. Una religión para 7 razas que no tiene ninguna rama, ni otra interpretación (los humanos somos una y fíjate todas las que ha habido, con sus sectas incluidas) es MUY absurda. Pero la mitología desarrollada para esa religión sí está bien.

      Tú tranquilo, yo es que soy muy friki con esto y se me va la olla mucho xD Pero si no quieres dedicarle tanto tiempo al worlbuilding no lo hagas. Mientras hagas un mapa bien hecho y no hagas como Paolini...

      Me alegra que te haya servido :D

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con lo de Idhún. En mi caso es que me volví hater de Gallego justo después de terminar la saga, so no tardé mucho en desrecomendarla xD

      No, si mi problema es que me encanta el worldbuilding, pero la voz de mi cabeza no deja de susurrar que no necesito X para avanzar la acción y :D
      Acabo de ver el mapa de Eragon por primera vez. Puedo entender el odio xD

      Eliminar
  4. Has tratado todos los elementos que me obsesionan en tan poco espacio… ¡Estoy sobresaturado! Quiero casarme con este artículo.

    Para que te hagas una idea, en el mundo en el que se desarrolla mi historia hay tres religiones predominantes. Cada una de ellas tiene su propio dogma y costumbres que quedan reflejados en la arquitectura de los santuarios. Podemos encontrar ejemplos similares en la vida real, ¿por qué la gente se olvida de esos detalles en una novela fantástica? Las catedrales tienen una distribución concreta por razones simbólicas (“hola, planta de cruz latina”) y ceremoniales, lo mismo pasa con un tabernáculo o un zigurat.

    Aplaudo que te hayas tomado la molestia de dar una explicación mítica a la geografía de Naulnor. Madre mía, si hasta tengo la impresión de que realmente existe. Mientras reflejes todos esos mitos de manera natural a lo largo del libro, y no como una entrada de Wikipedia en el primer capítulo, seguiré aplaudiendo tu audacia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por un momento he pensado que me estabas hablando del artículo de arquitectura religiosa (que por cierto, podría haber añadido algo de la simbología de las plantas que acabas de mencionar, se me quedaron un montón de cosas en el tintero D:).
      Creo que la gente no se olvida, sino que como no tiene conocimiento, se dedica a copiar (no lo digo en un sentido peyorativo) fantasías anteriores. Por ejemplo, como dicen que toda la fantasía viene de Tolkien y Tolkien no trató esto, nadie lo trata. Pero Tolkien sí trató la lengua, y ahí tienes todas las novelas fantásticas con su élfico, sus hechizos mágicos en idioma arcano y su dothraki. Tengo la fortuna de ser historiadora y haberme fijado en la realidad, y ver que un mundo es mucho más que un mapa bonito, unas cuantas razas con idiomas y una religión, sino que todo está interconectado y tiene muchísimos matices: los idiomas tienen dialectos, las religiones tienen sectas y los mitos pueden cambiar completamente su versión en pueblos vecinos. Es lo que pretendo hacer ver a la gente con el blog :D Aunque creo que asusto un poco a la gente...

      En el primer capítulo no, pero el capítulo 7 es como: Vamos al templo y que un sacerdote nos explique todo... xD. No te asustes, estoy con la corrección y tratando de arreglar estas cosas. Es triste porque la historia del mito en sí se perderá, solo se contarán escenas sueltas para explicar el problema político

      Eliminar
  5. PD: Me ha encantado que le dieras su merecido al mapa de Idhún.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no es nada. Tengo un oscuro corazón de hater que se ensaña con Laura Gallego. Fue mi autora favorita durante la adolescencia, y Idhún lo mejor del mundo mundial, hasta que hace poco los releí y... terror. No solo la historia, sino también el worldbuilding, que era lo que más me había apasionado de pequeña. Se nota que lleva un gran trabajo, pero un trabajo mal hecho. Me da nostalgia y a la vez resentimiento de cómo algo así pudo ser mi libro favorito durante tanto tiempo.
      Como haga un artículo de mapas mal hechos (y eso que el mío no es perfecto ni de lejos) se oirán mis alaridos virtuales hasta en Naulnor.

      Eliminar
  6. Me gustan mucho este tipo de historias. Al fin y al cabo, los mitos griegos tiran mucho de estas cosas. Por qué llueve, por qué hay un eclipse... (aunque esto suele venir ligado con el fin del mundo, pero bueno xD). Este tipo de cosas le da mucho trasfondo a las novelas de fantasía y para los frikis del worldbuilding es una delicia. Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los mitos en general sirven para eso. Y depende mucho de la cultura, los eclipses que mencionas, por ejemplo, en Egipto sí eran símbolo del fin del mundo (pues su dios principal era el sol, y que se oscureciera significaba que una serpiente se lo estaba tragando) pero los mayas tenían tan estudiada la astronomía que sabían perfectamente cuando iba a haber uno.
      Creo que a veces me paso de friki D:

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Crítica Worldbuilding: 6 fallos de Memorias de Idhún

Convocatoria: Mundos fantásticos

Sistemas de magia I