1 de mayo de 2016

Lo que Pokémon puede enseñar a un escritor

Me ha quedado clara una cosa: jamás volveré a hacer encuestas en twitter de la cual una de las respuestas sea una coña. O que la gente de twitter es mala.

Pido disculpas de antemano por la basura de artículo que se avecina, uno relajado después del de cronología de la semana pasada.




Cuando vi con terror como la opción de pokémon crecía y crecía me preguntaba cómo demonios podía aplicar eso a algo que tuviese que ver con algo narrativo. Fue como un reto personal. Y bueno, aquí está.

Primero pensé en la serie, pues al ser una cosa narrativa al igual que una novela, podría darme más pistas. Nada que ver, todos los capítulos son cíclicos, aparece el Team Rocket, intentan robar a Pikachu (en serio UN PUTO PIKACHU, ¿no podrían robar el Onix de Brock o algo?), pero les sale mal y despegan. Ash es el hijo secreto de Jordi Hurtado. Después de 18 años no ha envejecido, solo le ha cambiado el color de los ojos.

Así que decidí basarme en lo que sigue atándome a esta serie después de 18 años: los videojuegos. Y sí, tenían mucho más que enseñarme que la serie. 

Crianza de pokémon personajes


Tú escritor, eres un entrenador ahora. Vamos a saltarnos la regla esa de que solo puede tener 6 pokémons, porque obviamente vas a necesitar más de 6 personajes, aunque vas a entrenar más a unos que a otros. 

Vamos a saltarnos la parte de dejar pokemon con ProstiDitto en la guardería, el chikichiki ñaka ñaka, el huevo y los pasos que hay que dar para que se abra. Aunque de esto último podemos sacar una moraleja: los pokémon más fuertes, con las estadísticas más altas (véase Larvitar, dragones, Lapras, Chansey, Snorlax etc) son los que más tardan en salir del huevo. Lo que quiere decir que tus personajes principales deberás planearlos más tiempo que los demás (gracias capitán obvio).

Pero no creo que nuestros personajes sean bebés al empezar la historia, al menos en la mayoría de los casos. Como los niveles de los pokémon van del 1 al 100 se puede hacer una bonita moraleja con la edad. Así que has tenido que entrenar a ese personaje hasta llegar a la edad con la que aparece en tu historia. Es decir crearles un trasfondo, una serie de experiencias que les haya condicionado a ser como son actualmente. Claro, que habrá otros personajes que no vayas a utilizar mucho y no quieres malgastar tiempo en criarlos en huevo: los capturas y ya. Pero los principales debes criarlos sí o sí desde bebés.
Mucho "jiji, jaja, cómo voy a hacer entrada de esto"
hasta que me doy cuenta de que mis pokemon tienen todos nombres de personajes.
Y lo peor es que tienen que ver con los pokémon que son.
Vamos, que me lo he tomado en serio.

Tipos de pokémon personajes

Acero: Me viene a la mente un tipo de personaje ya mayor, duro y frío. Vale, es que no he podido evitar pensar en Uthil de la Trilogía del Mar quebrado de Abercrombie.

Agua: No se me ocurre que tipo de personajes poner aquí que no sean Aquaman o la Sirenita

Bicho: Suben rápido de nivel, evolucionan también muy rápido. Útiles al principio de juego, pero muy malos en lo general. Podrían ser esos amigos de Kvothe que no sirven casi de nada.

Dragón: Fuertes y con pocas debilidades… ¿las mary sues, quizá?

Eléctrico: tradicionalmente el juego relaciona este tipo con los rockeros (los entrenadores de tipo eléctrico), aunque también es aplicable al lado oscuro (ya sabéis, el lado oscuro de la fuerza, las rayos… olvidadlo)

Fantasma: Personajes QUE HAS MATADO, y cuya pérdida te persigue por siempre.

Fuego: Personajes que se enfadan mucho o se dejan llevar por la ira fácilmente

Hada: este tipo podría relacionarse a simple vista como una especie de tipo mágico o mítico, pero debido a que la mayor parte de sus pokemon son rosas, digamos que representa a las chicas-florero o personajes femeninos que solo existen para dar importancia al masculino

Hielo: personajes fríos y calculadores

Lucha: Gym tetes, canis

Normal: tipo normal para tipos normales.

Planta: Hippies, ecologistas, biólogos, veganos caníbales.

Psíquico: personajes inteligentes, aunque de vez en cuando te encuentras lerdos como psyduck o slowpoke

Roca: porteros de discoteca

Siniestro: Mi tipo favorito y el que más de sí da aquí. Incluiría a los villanos, los antihéroes y gente mala.

Tierra: Yo esto me lo imagino como personas grandes y fuertes como los roca, pero amables (el típico grandullón bueno)

Veneno: Como los siniestros pero con un toque algo femenino… Ah, y son fuertes contra las hadas…

Volador: no se me ocurre, a no ser que tengas una raza de pollos inteligentes o ángeles

Diferencia de sexos

Si algo nos enseña pokémon es que no hay ninguna diferencia entre un pokémon macho y uno hembra. Bueno, el Wobbuffet hembra tiene los labios pintados y el Pikachu tiene la cola con forma de corazón, pero… Respecto a características no hay ninguna diferencia. De hecho, la naturaleza hace que unas estadísticas suban y otras bajen, por lo que deberías prestar más atención a la personalidad de tu personaje, que en si debe ser hombre o mujer. Esto te ayudará a crear personajes femeninos más reales y creíbles. Si piensas desde el principio “Voy a hacer una chica que…” lo estás haciendo mal, salvo en unas pocas excepciones que generalmente no serán tu caso. Muchos de mis personajes fueron hombres en un principio y luego les cambié el sexo sin ninguna dificultad. Y viceversa.

Concursos

En la tercera generación se implantó una especie de minijuego que consistía en los concursos pokémon, Estos concursos podían ser de belleza, carisma, ingenio, dulzura y dureza. Esto no dependía del pokémon, sino de unos caramelos que le dabas llamados pokécubos. Si eran azules le aumentaba la belleza, si eran verdes el ingenio... (logic not found). La coña es que existe un pokémon llamado Feebas que es un aborto de pez feo, pero feo con ganas, que solo evoluciona si tiene la belleza al tope. Yo le llenaba la belleza y iba a los concursos. Y ganaba. Y era un maldito aborto de pez. Me da hasta pena evolucionarlo, así que ahí sigue el pez feo pero ganador de todos los concursos de belleza en 7 regiones.

Lo que iba a decir antes de contar la historia de Feebas es que solo puedes darle a un pokemon un determinado número de pokécubos. Por tanto si querías el pokémon más bello de todos, tenías que darle solo azules, porque a nada que le dieras uno rojo, ya tendría un poco de carisma, pero no podrías alcanzar el máximo de belleza. Esto les sonará a los jugadores del rol cuando tenías unos determinados puntos que tenías que dividir entre ataque, defensa, inteligencia, carisma, etc... Por ejemplo, mi Feebas personificado sería una típica mujer florero, muy guapa ella, pero que no hace nada. No tiene carisma, no es lista... Ni siquiera es dulce. 

Con todo esto vengo a decir que si un personaje es muy especialista en una cosa concreta, no habrá tenido tiempo para practicar otras cosas, por lo que no sabrá nada. Si solo ha tirado con arco en su vida, será un experto manejándolo, pero si le dan una espada no sabrá ni por donde cogerla. ¿No puedes hacer entonces un personaje experto en arco y espada a la vez? Claro que sí, pero no tendrá tanta maestría con el arco como en el caso anterior. Y tampoco será un maestro con la espada. También puedes pasar de mí y hacer una (música de terror) TERRIBLE MARY SUE.

Me he imaginado dando pokécubos a este ser, me meo. Aquí en blanco.


Resumiendo:

  • Lo ideal sería que sacases a todos tus personajes de huevos. Como eso es muy trabajoso y lento, intenta hacerlo con los principales, al menos. Esto significa: créales un pasado, unas motivaciones que les hayan llevado a su forma de pensar y actuar actuales. Y por cierto, te recomendaría que los villanos también los sacases de huevos y prestaras incluso más atención en sus estadísticas que en los personajes principales…
  • Cuando tienes un huevo, sabes qué pokémon va a ser, pero no si nacerá macho o hembra. No le des importancia a esto hasta las últimas fases de creación. Puedes crearlo con una idea predefinida, pero después comprueba cómo funcionaría ese mismo personaje en el sexo opuesto. O haz, como yo lo llamo, un Meyer en Life and Death: cámbiales el sexo a todos tus personajes, a ver como quedaría la historia. 
  • La naturaleza y la experiencia influyen más en el pokémon que otros aspectos como el sexo.
  • Balancea a tus personajes. Si es muy experto en algo, será una patata con otras cosas. Si por el contrario se le dan bien muchas cosas, no llegará nunca al nivel máximo a ninguna de ellas.
  • Lo de los tipos lo he hecho por los loles, no hagas ni caso.

Pido disculpas de nuevo por la basura de artículo de esta semana (aunque vosotros lo habéis querido así) no tenía ninguna idea predefinida y he ido haciéndolo sobre la marcha. 

Por cierto… Quiero ver como quedarían vuestros personajes como pokémons, así que ya estáis rellenando esta ficha.

Por último quiero anunciar que voy a empezar a darle caña a la lista de correo, así que te recomendaría que te suscribieses... Hazlo por los pokémon fantasma... ( ͡° ͜ʖ ͡°)

2 comentarios:

  1. "Balancea", ay, Mirichom, ¿tú también me vas a traicionar? ¡Eras la Elegi...! Espera que me voy de línea.
    Me ha sorprendido la forma que has tenido de salvar la papeleta. Deberías hacerlo más a menudo, es muy original y podrías convertirlo en marca personal. Ahí lo dejo. ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué pasa con balancear? D: (no he reflexionado demasiado en este artículo, estoy abierta a opiniones)
      Aún así tengo la sensación (y ya me lo han dicho varias personas...) de que es uno de mis peores artículos hasta el momento.
      Mi marca personal ¿? ¿Relacionar todo con pokémon? xDD

      Eliminar