22 de agosto de 2016

9 anécdotas de mi viaje a India que puedes aplicar en tu mundo de fantasía

Por si todavía no os habéis enterado, pese a que lo haya anunciado a bombo y platillo por mis redes, la causa de que haya estado casi un mes sin subir artículo es porque he estado 15 días de viaje por la India, y contra todo pronóstico, he sobrevivido. De hecho, he sido una de las pocas de un grupo de 20 que no ha pillado nada. Así que no os creáis lo que dicen por ahí, porque en gastar no he gastado ni crema solar, y eso es una proeza, que yo me quemo con el viento.



Empezamos el recorrido en Bombay y terminamos en Delhi, pasando por Aurangabad para ver las cuevas de Ajanta y Ellora (lo que más me gustó del viaje con diferencia), por Bhopal para ver Sanchi, por Agra para ver el famoso Taj Mahal, entre otras ciudades. Dicen que la India o te encanta o te horripila, y tengo la fortuna de ser de la primera opción… Si justo hace una semana que volví y ya estoy pensando en si el año que viene… Tampoco creáis esa visión de la India idealizada, también hubo experiencias malas en el viaje, pero las buenas las superan ampliamente.

Como no quiero que esto se convierta en un blog de viajes (para uno que hago) he decidido aplicar mis experiencias con esta cultura a la creación de culturas nuevas en mundos fantásticos. A continuación lo que más me llamó la atención:

Grado de religiosidad


En la India es alta, MUY ALTA. No exagero si digo que había un templo en cada esquina (y con templo no me refiero a un edificio grande bien construido, un simple techito que resguardase una figura de un dios ya era un templo), todos los comercios, incluso los que eran más pequeños que un quiosco, tenían un marquito con una imagen de Ganesh o de Laksmi, dios de la buena suerte y diosa del dinero, respectivamente. Yo pensaba que sabía de religión hindú y el país entero se rio en mi cara: hay toda una serie de rituales, de astrología que influye, incluso es habitual que los templos de un dios sean de un determinado color y se vaya a rezarle un día de la semana.
Y esto me encantaba.
Las religiones politeístas son muy comunes en la fantasía, y ver lo compleja que es la más grande existente (aunque no sé yo si el cristianismo con esa cantidad de santos…) te ayuda a comprender que una religión no es solamente una mitología y un grupo de sacerdotes. También llama la atención, y esto es mucho menos habitual, incluso en la fantasía, que los templos hindúes convivían perfectamente con las mezquitas o las gurudwaras.

Y un bonus… tenían la superstición de que los extranjeros éramos una especie de animal mitológico que daba suerte. Por eso tantas fotos. Te sientes unicornio.

Mismo país, distintas culturas


La India es el séptimo país más grande del mundo, así que es normal que no exista homogeneidad entre las culturas. Hay una brecha importante entre lo que llamamos el norte y el sur. El norte ha sufrido más todas las invasiones históricas, los persas, los hunos, los musulmanes… de forma que la población original india fue desplazándose hacia el sur de la península. Por ello en el sur la gente es de piel más oscura. En el sur son más comunes las dietas con arroz, en el norte con trigo. La tipología de los templos cambia, el rito del matrimonio cambia, la forma de llevar el sari cambia (bueno, esto cambia prácticamente por provincia) y ya no digamos los idiomas…

10 rupias
Euro: moneda de 19 países, en el billete aparece su nombre en 3 idiomas distintos
Rupia: moneda de un país, en el billete aparece su nombre en 15 idiomas (16 si contamos el inglés).
Y se me olvida mencionar que los alfabetos de los idiomas se parecen como un huevo a una castaña

Cuando diseñamos un país, especialmente un imperio grande, tendemos a unificar su cultura (y más cuando el imperio es “el malo”). Pero la realidad es que ese imperio seguramente se ha hecho grande invadiendo otros propios países que tenían su propia cultura. 


Los extranjeros (no) son bienvenidos


Por suerte, en mi caso hay que eliminar el paréntesis, pero enlazando con lo anterior, no es lo mismo el norte que el sur. El en sur la gente es amable, tan amable que me dieron ganas de llorar. Gente que veías que era pobre y se empeñaba en regalarte cosas, y por más que tú les ofrecías las rupias ellos no te las cogían. Te preguntaban de qué país eras, te enseñaban cosas de su cultura orgullosos… Una vez me tropecé y tenía a diez indios a mí alrededor con el brazo extendido para ayudarme. También hay que tener en cuenta que fuimos por zonas poco turísticas y llamábamos la atención (bueno, como si un grupo de 20 españoles riendo a carcajada el 90% del tiempo no llamasen la atención en ningún país), pero hasta en Bombay se quedaban alucinados cuando nos veían pasar. Y ya no los 20, sino cuando nos disgregábamos en grupitos pequeños. 

En el norte era distinto… Para resumir, la gente era menos amable, y la que era amable, tenía intenciones ocultas, tratando aprovecharse de los guiris de alguna manera.

Ya se ha tratado ampliamente la xenofobia en la fantasía, pero pocas veces se ha tratado esa amabilidad con el extranjero. Y a decir verdad, yo tampoco sabía que existía.


Mirar no está prohibido

Una de las peores experiencias que me llevo del viaje es en una estación de tren en Bhopal. Nuestro tren se había retrasado y tuvimos que esperar media hora de más. Un grupo como de 50 indios, puede que incluso más, nos rodeó, nos observó descaradamente y empezaron a tirarnos fotos, como si fuésemos los monos del zoo. Un policía vino a dispersarlos, pero 5 minutos después habían vuelto.

Si habéis viajado por Europa, os habréis dado cuenta que si mirabas más de dos segundos a alguien, este desviaba la mirada avergonzado. Los españoles (y supongo que los latinos también, incluso más) estamos acostumbrados a mantener más tiempo la mirada antes de que se vuelva incómodo. Al parecer, en la India este tiempo no existía.

No sé cómo puede aplicarse esta anécdota en la fantasía, pero es un rasgo cultural curioso.

Puto tren.


Todo se toca

Para los europeos, un objeto que está en un museo no se toca… o bien no debería tocarse. Acabo de recordar la gente en el Louvre tocando los sarcófagos y yo, aprendiz de egiptóloga, mirando con terror, en lugar de aprovechar y tocar yo también el objeto de mi estudio.

En la India la forma de venerar más directa es tocando la estatua del dios. Y les da lo mismo que esa escultura tenga 2500 años de antigüedad. 

yaksini mathura
Esta señorita es una especie de espíritu de la fertilidad.
Venga, os dejo intentar averiguar donde la han tocado
Al igual que el anterior de las miradas, esto indica que es una cultura más material, menos fría, por así decirlo. Esto puede reflejarse en una cultura fantástica mediante el contacto que establecen dos personas al saludarse, por ejemplo (¿Por qué los hombres se dan la mano, pero a las mujeres se las besa? ¿Nunca os lo habéis preguntado?)



¿Religión en una esfera superior?


Me pareció raro ver imágenes de dioses en anuncios publicitarios, pero el culmen fue cuando vi un Shiva en esteroides impreso en una camiseta.
¿Os imagináis a las ancianitas yendo a misa con una camiseta de Jesucristo musculado? Yo pagaría.

En el mundo occidental teníamos la religión como algo ajeno, como que pertenecía a una esfera superior. Me di cuenta que en India esta esfera se había roto y se había derrumbado en el mundo real cuando vi esa camiseta. Si alguien puede llevar una camiseta de un dios como si fuese una de pikachu… Nosotros lo hubiésemos considerado un sacrilegio.
Esto también se aplica a la cantidad de telenovelas que hay basadas en mitos… Por favor, si hasta vi un anuncio de una que, por lo que entendí, iba de que Nagarjuna (el rey de los nagas) se había reencarnado en la actualidad en un tipo que tenía poderes de serpiente. Algo así como si Moisés vuelve a aparecer en la actualidad y tiene el poder de controlar el agua. Que seguro que alguna película hay así a modo de risa, pero lo peor era que los indios se tomaban esto en serio. En una película de bollywood de amor mala, Krishna hablaba con el protagonista diciendo cosas como “¡vengaaaa, lígatela!” (tampoco sé sí decía exactamente eso, estaba en hindi), y un par de escenas después SE LE APARECIÓ JESUCRISTO para decirle exactamente lo mismo. Sí, al igual que hicieron con el budismo, los hindúes absorbieron el cristianismo como si nada. Las mujeres sienten especial predilección por las imágenes de la Virgen María, y la colocan en sus altares rodeada de Durgas y Kalis. Mi abuela se habría desmayado.

Normalmente en la fantasía se ha tomado esa concepción nuestra de que lo sagrado está por encima y no podemos establecer contacto con ello. No sé cómo explicarlo, pero pese a que ellos son muy religiosos y se pasan media vida adorando, eso no les impedía hacer cosas “cutres” con sus dioses. Simplemente, no tienen esa concepción de estar haciendo algo cutre.



¿Gesto de burla o diosa sangrienta?


En una ocasión, una familia quiso hacerse una foto con nosotras (nos habíamos dispersado y solo éramos 4 esta vez). La mujer pasó su bebé a una amiga y ella, por hacer la gracia, y en un gesto que nos parece completamente normal, sacó la lengua y puso los ojos bizcos al bebé. La madre cambió su cara de felicidad a terror en un instante. Hasta nosotras nos asustamos, y mas tarde, hablándolo entre nosotras, lo entendimos. Solo voy a dejar esta foto (y si aún sigues sin comprenderlo, te lo explico aquí):

Diosa Kali

La gestualidad es algo que apenas se tiene en cuenta en la fantasía. Sí, sé que soy demasiado friki, que son detalles muy minuciosos, pero esta anécdota creó una situación curiosa que cuadraría perfectamente en una novela. No tanto para la pobre mujer, debió pensar que éramos unas occidentales locas adoradoras de Kali, a la que queríamos sacrificar su bebé… o más tarde lo pensó, igual que nosotras, y llegó a la conclusión de que no teníamos ni idea de su cultura.

Supuestamente, Kali es a la única diosa a la que se la siguen realizando sacrificios sangrientos (en realidad en muchas festividades se siguen sacrificando animales...). Se dice que sus adoradores, los thugs, raptan gente para sacrificársela. Espero que no hayáis dado al link.

Pesaditos con Gandhi: Los libertadores son más importantes que los gobernantes


Lo puedo llegar a entender: Gandhi fue quien liberó India de los británicos, sin guerras de por medio (a ver que guapo hace eso hoy en día), hace ya 70 años, recién cumplidos el 15 de agosto. El problema es que ya sabemos que ni hasta el hombre más impecable tiene su alma inmaculada, y este no se salvaba: Era machista, pedófilo, gran amigo de Hitler… Si tenéis curiosidad una búsqueda rápida en internet os resuelve todo. Como ya sabía esto, su figura me rechinaba, pero en un país como este, los indios le tenían casi como un dios. Incluso nuestra guía, una mujer de casta alta, de buena educación y de mentalidad liberal, casi chillaba cual fangirl cuando nos encontrábamos un monumento de algún hecho de Gandhi. Su careto está en todos los billetes de rupia, todas las ciudades tienen algún tipo de monumento o memorial… La guía nos contó que cuando su cuerpo se incineró, repartieron sus cenizas por todos los ríos de India porque era el “padre de la nación”. Y realmente fue eso: consiguió aunar a las distintas culturas que conformaban el país contra su enemigo común. La cara de Gandhi casi es sinónimo de la bandera.

10 rupias
¿Recordáis ese billete tan bonito del tigre? Por detrás es así.
No, no, TODOS los billetes son así, solo cambia el color y la cuantía.
El careto de Gandhi es omnipresente
Por cierto, el huequito blanco que está el otro lado, los indios lo interpretaron como un block de notas,
 todos los billetes tenían algo pintado en ese lado

Y pensándolo, no hay figura más importante que un libertador. Los presidentes y los reyes caen, y quedan sustituidos por otro. Son rápidamente olvidados, a no ser que su periodo de gobierno haya sido muy bueno. A ver quien recuerda los reyes castellanos del siglo XIII, pero sin embargo recordamos perfectamente al Cid. La figura de un libertador es más perdurable en el tiempo… y así debería ser en un mundo de fantasía.

A falta de perros… vacas


Los indios no trataban bien a los perros... Según su creencia eran reencarnaciones de violadores, y poco teníamos que ver unas guiris ahí. Lo único que podíamos hacer era dar comida a los perritos. Pero a falta de perros, las vacas venían a sustituirlos. Eran muy mimosas, se acercaban, e incluso ponían la cabeza en tu regazo y te lamían para que las acariciases. 

Esto puede venir a significar que toda cultura necesita un animal de compañía, ya sea perro, gato o vaca. O simplemente que un animal siempre responde con amor si le das amor. 

Vaca india
Una amiga (recortada, porque además salía una indio con cara rara de fondo) acariciando una vaquita. Podéis ver el amor.

¡Ah! Y leí en algún sitio que las vacas son sagradas porque en el período védico (desde el II milenio a.C hasta el siglo VI a.C.) se descubrió que la vaca cundía más para leche que si la matabas para carne. Aquello debió utilizarse tanto que acabó convirtiéndose en un precepto religioso, sobreviviendo hasta la actualidad.

Con esto vengo a decir que tu cultura inventada puede no tener perros como animal de compañía, puede tener cualquier otro animal mientras no sea demasiado fiero. Los perros no son más que lobos que fueron sometidos a un proceso de domesticación (de una camada se escogían los ejemplares más mansos, que después se reproducían con otros ejemplares mansos, y se repetía el proceso con la camada que producían). Todo lo que conocemos hoy día como animales domésticos, fueron sometidos a este proceso en el pasado. Y los que no, sus razones tendrían. Los ciervos, por ejemplo, no se domesticaron porque tenían un período de celo muy agresivo. Thranduil, te doy un voto de confianza por eso de que eres un elfo y tienes relación con la naturaleza, que si no…


Creo que me he enrollado demasiado en mis anécdotas, pero en un viaje como este es difícil que no las tengas. Si tenéis curiosidad por algún aspecto, o por costumbres de la India en general, intentaré resolvérosla como buenamente pueda…

Y que esto no os asuste, no, yo tampoco soy tan friki creando mundos como aparento en mis artículos. Solo destaco rasgos culturales que podéis utilizar para crear culturas únicas.

Me pregunto muchas veces por qué no estudié antropología

8 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Qué va, no te has enrrollado nada. Es más, si hubieras puesto 20 más, las hubiera leído del tirón. Me encanta viajar pero, por falta de medios económicos, no lo hago tanto como me gustaría, así que lo suplo coleccionando pedacitos de los países en forma de llavero que suelo pedir a la gente. Siempre he querido estar enfrente del Taj Mahal, es una construcción que me fascina.

    Me alegro de que lo pasaras bien y que seas de ese porcentaje de personas que sale de India con una buena experiencia y, por supuesto, con anécdotas, que son siempre con lo que se queda.

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tenemos que quedar porque te he traído una cosa :)

      No sé si es que la gente idealiza demasiado el país y se llevan una decepción enorme... o quizás no salgan de Delhi y Agra, entonces les entiendo mucho porque fueron los dos sitios donde peor lo pasé.

      ¡Abrazos y apachurres!

      Eliminar
  2. Guau, ¡qué anécdotas más chulas! Gran artículo, Miriam. Me quedo con las camisetas de Shiva con esteroides XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue demasié, mira que me gustan las horteradas esas y me he traído unas cuantas estampitas, pero la camiseta ya...

      Eliminar
  3. ¡BUENAS!

    Hay varias cosas que, siendo sinceros, no había siquiera pensado para una novela que había pasado MUY por encima -Apunta todo en un cuaderno porque va a sacar MUCHAS ideas-. Ahora tengo la imperiosa necesidad de comprarle a alguna abuela camisetas de la virgen llena de esteroides.

    Me alegro muchísisisimo que la experiencia haya sido tan guay, jo <3

    ¡Un cyberabrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesucristo bueno, pero la virgen es perturbador xDDDD
      Eres nuevo en el blog, ¿verdad? Mi frikismo no tiene límites cuando se trata de desarrollar mundos... pero en muchas ocasiones no lo aplico ni yo en mis novelas xd a veces en relatos para experimentar, pero yo lo dejo aquí por si le sirve a la gente.

      Ha sido una experiencia super enriquecedora, y eso que yo llevo estudiando cultura india dos años xD

      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Sí hay (de hecho hay ciudades que están muy occidentalizadas, con sus centros comerciales y todo), pero solo tienen hamburguesa de pollo y vegetariana.
      Pero en ese aspecto tienen de todo: tienen PizzaHut, tienen Starbucks, tienen pollo kfc... en las ciudades grandes, claro

      Eliminar