29 de septiembre de 2016

Reseña: Delbaeth Rising

No, esto no se va a convertir en un blog de reseñas. Pero que la red esté llena de estos blogs no quiere decir que yo no pueda hacer una de vez en cuando, ¿no?
PD: No sé hacer reseñas



Pude leer esta obra gratuitamente gracias a la lectura conjunta que organizó Andreina en su blog. Gracias también por supuesto, a los autores Gonzalo Zalaya y Víctor Blanco, y al editor David Tourón por haberme dejado leer su obra por la face. Seré conocida como aquella que apenas participó en la lectura conjunta por estar sin internet.

Aquí os dejo las reseñas de los demás compis que también participaron en la lectura conjunta:






Título: Delbaeth Rising

Autores: Gonzalo Zalaya y Víctor Blanco

Páginas: ni idea, la verdad, pero es cortita (las páginas que dice mi kindle no suelen corresponderse con la realidad)

Género: Fantasía Grimdark

Sinopsis (de mi cosecha): Delbaeth es un elfo muy loco que lleva mucho tiempo esclavizado. Es uno de los mejores gladiadores, se supone que no ha perdido nunca, pero sin embargo pierde la primera pelea que aparece en la novela. Por suerte un mago llamado Laurentius le rescata pero, ajajá, no iba a ser todo bonito: quiere que le ayude a acabar con una religión racista que gana poder en el reino. Así que le enchufa al mediano Ratón y se van juntos a vivir aventuras.



Tengo sentimientos contrarios con esta novela. Para empezar hay muchas cosas que están mal, pero hay otras que no dejan que despegues los ojos del libro. Para empezar, el protagonista:

Antes de leer, yo me imaginaba a Delbaeth como un tipo sanguinario, que apenas mostraría sentimientos y que a la mínima sacaría la espada para resolver cualquier conflicto. Y en parte es así pero… No se comporta como un elfo de cientos de años, se comporta como uno de los canis de mi pueblo de 15. Aquí unas cuantas perlas de “er Derba”:

—¿Qué quieres tú, fortachón? —le imprecó Delbaeth—. Anda, no me ralles.

—Entonces, lo admites. Lo vuestro es porqui-magia tramposa.
-Esto tiene mucha más gracia cuando te enteras de que Delbaeth se lo dice a una sacerdotisa que acaba de curarle unas terribles quemaduras que le tenían durante varios días sin dormir del dolor

Luego están las escenas de pelea, donde Delbaeth va vestido apenas con un taparrabos y sin embargo los enemigos solo le provocan cortes superficiales, pero él corta miembros como si de mantequilla se tratase. Quiero un cargamento del acero de la espada de Delbaeth o de las piedras de amolar que utiliza, no sé dónde estará el secreto de la masa.

El humano pudo descargar su estocada, pero eso solo sirvió para que la parte superior de su cuerpo cayera hacia atrás con un sonido viscoso. Las piernas siguieron corriendo unos pocos pasos más.

Después hay ciertas referencias al mundo real o a otras obras de fantasía que supongo que están ahí para hacer la gracia y crear amiguismo con el lector, pero a que a mí me sacaban del mundo como si de un puñetazo en la cara se tratase:

Si terminaba pronto con la faena, aún podría beneficiarse de la hora feliz en la taberna.

[…] la imagen que el celador se había formado gracias a los cuentos de los enanos Grimmberson

Pero eso es otra historia, y como suele decirse, debe ser contada en otra ocasión 
-esta es del enano Michael Enderson supongo.

Ni Ratón ni Laurentius habían oído hablar de Dedito en mucho tiempo, quien ahora regentaba una casa de placer en Jagerhaus 
-del enano J.R.R. Martinson

Transfiguró su apariencia una vez más, después se adentró en el bosque con el aspecto de Caperucita Roja. 
-del enano Charles Perraultson 

Kalux y Polon, los colosos gemelos de Verlarburgo
A nosotros no nos mires

—Qué prisa, prisa, tiempo, prisa —murmuró.
[…] —¿Estás loco? —se alarmó ella—. Tira esa cosa ahí fuera. No lo comas, viene del Bosque de las Maravillas. 
-del enano Lewis Carrollson

Luego está la religión contra la que Delba tiene que luchar. Ya sabéis que yo soy muy pijotera con ese tema y puedo afirmar que no está mal. Le han faltado muchas cosas, pero debido a que es una religión importada y no muy asentada, puedo tragarme cosas como que no haya templos ni se muestren ritos. Aunque un dios que se llama Aron, una heroína llamada Aria(na), y que el pueblo elegido tengan unos rasgos concretos y sean racistas con los demás… Me hace pensar más en el Tercer Reich que en una religión.

—Narana mola, joder —aseguró—. […] Cuando hayamos matado a todos los Hijos de Aron, la pondremos a ella en su lugar. 
-Er Delba, quien fue enviado para acabar con una religión pero él lo que quiere es sustituirla por otra

Pero oye, que al principio has dicho que te ha gustado y solo estás sacando cosas malas.

Es difícil explicarlo pero de alguna forma u otra Delba y Ratón llegan a la patata. Es difícil porque no puedo poner fragmentos del libro como con las cosas malas. Es un aura que les rodea, algo que Gonzalo y Víctor han sabido introducir bien y yo no sé explicar. Puede que de vez en cuando te eches unas risas con el elfo ayude más a que te caiga en gracia.
—Mmm… qué hambre me está entrando. Huele a pollo. 
-Delba después de que la secta de Aron haya quemado un enano

SECCIÓN DE SPOILERS:

Otra de las cosas que más gracia me hicieron fue el método que tuvieron para entrar en Ringrant. Parecerá una tontería, pero pocos autores se arriesgan a que la frágil masculinidad de sus héroes sea herida en una escena donde tienen que disfrazarse de mujer.

Uno de los personajes que más me gustó fue el cambiaformas Decoyen. Se le veía un tío ser listo que había aprendido a esconder bien su don. ¿Por qué demonios comete esa infame tontería al final del libro? Me refiero a la de transformarse en Bedwyr. ¿De verdad creía que Delba iba a hacer caso al tipo que acababa de matar a sus dos mejores amigos? ¿Por qué no le dio por esconder los cuerpos y transformarse en uno de ellos? Delba podría haber descubierto el pastel con facilidad y haber mantenido el final igual de sangriento. 

FIN DE LA SECCIÓN DE SPOILERS

Sea como fuere, estoy desando leer ya La enemistad de un mago.

Lo mejor: El personaje de Delba, por ser una ruptura total del estereotipo de elfo. Los chistes
Lo peor: esos puñetazos del mundo real que me sacaban completamente de la trama. Algunas escenas que sobraban. Que se diga que Delba tenía ventaja en las batallas por ser elfo.

Nota objetiva: 5,5
Nota que mi corasón me dice: 8
Nota final: 7

No sé hacer reseñas.

Por cierto:
La editorial con la que colaboran los autores, Ronin Literario, va a estar esta semana dando guerra. Estarán este fin de semana en el festival Niebla de Salamanca y el día 4 de octubre en Madrid. Me imagino que me pasaré por allí, espero que nadie me mate por esto.

2 comentarios:

  1. ¿Cómo que no sabes hacer reseñas? Si es de las más divertidas que he leído, y encima de mi libro :D

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es casi la primera que hago y temo no haber sido profesional

      Pero si ha gustado al autor me quedo con eso xD

      Eliminar