30 de diciembre de 2016

El bloqueo de escritor

Lo primero, debo una disculpa porque sé que llevo 3 semanas sin pasarme por aquí… Este es el último artículo de 2016. Segurísimo, no creo que me de ninguna vena por escribir el último día del año.

Lo segundo, el motivo por el que no he escrito nada estas semanas ha tenido razón de ser. Y ha sido porrr *redoble de tambores*

Sé que esperabais un recopilatorio, pero el cumple del blog es en marzo
Si queréis recopilatorios ya estáis yendo a la lista de correo
Sí, amigos míos me dio un bloqueo fuerte en el body. No me estoy refiriendo al síndrome de la hoja en blanco, a esa falta de ideas de la que tanto se ha hablado en otros blogs, no.

Estoy hablando de un bloqueo extraño, una fuerza psicológica que yo no sabía que existía, que te hace darte cuenta de repente que todo lo que haces es una mierda.

Y sí tú que estás leyendo esto, piensas que a ti no te va a dar porque ya tienes un par de obras publicadas, o tanto como si no las tienes pero piensas que va bien… Falso. Porque ya te digo que a mí me dio de un momento a otro, en lo que dura una ducha. Entré siendo feliz y salí queriendo pegarme un tiro. Puede que tengas suerte y no lo pases nunca, pero creo que yo no estoy a salvo de que me vuelva a ocurrir en el futuro. Y sé de otros escritores a los que les ha ocurrido lo mismo, seguramente a dibujantes o a otra gente que se dedique a lo creativo también lo sufra (no tengo datos, si alguien me lo puede confirmar lo agradecería).



Y afecta mucho. No voy a decir que me dio una depresión, porque tan grave no fue, pero pasé dos días encerrada en casa sin ganas de nada. Me afectó especialmente porque era con la escritura. Si me hubiese dado con la uni o con cualquier otra cosa, hubiese pensado que un esfuerzo más y ya terminaba. Pero la escritura es una de las pocas cosas que me hacen feliz, una a las que recurro cuando estoy triste. Y al faltarme ese apoyo me vi cayendo en un abismo.

El cerebro de alguien cualquiera un día cualquiera
Tampoco quiero contar aquí mis penurias (baia, cuando ya las he contado) pero todo surgió porque empecé a replantearme esa famosa novela que llevo escribiendo 9 años y que lleva 5 reescrituras. Yo notaba que incluso en la última reescritura había cosas que no eran del todo correctas y al final tendría que reescribir otra vez. Entonces me pregunté qué estaba haciendo con mi vida, porqué llevaba 9 años escribiendo pero no había sido capaz de terminar una novela. 

Y al analizar la trama… Pues, aunque había mejorado con el tiempo, indudablemente era una historia que había empezado con 14 años. Y aún tenía clichés de estos de que te quieres morir. La mayoría los he erradicado con el tiempo, sí, pero todavía había algunos enquistados y que se me habían pasado. Sé que los clichés no son del todo malos, pueden ser geniales si se saben usar, pero yo no me siento bien cayendo en errores que he criticado muy duramente en este blog.

No quiero abandonar esa historia porque los libros que están plagados de clichés son los dos primeros, los que planee siendo adolescente, los libros posteriores son DELISIA, pero claro, para llegar a esos tengo que pasar por los primeros primero… Sí, encima tengo la desgracia de que es una saga de fantasía. Llevo tanto tiempo con ella que los personajes son prácticamente mis hijos y todos mis amigos los conocen aunque no hayan leído nada. No quiero abandonarla, pero estoy viendo que si empiezo una sexta reescritura será para hacer en el futuro una séptima, y me meto en un bucle del que no me va a sacar nadie.

Por lo que he decidido apartar esta historia de momento, hasta que la tenga tan bien planificada que vea los clichés antes de ponerme a escribir, tan bien planificada que no tenga que modificar cosas porque se me ha ocurrido una cosa nueva del worldbuilding, tan bien planificada que no sea necesario reescribirla otra vez. 

Así que he decidido, ya que necesito escribir algo continuamente e ideas para relatos me vienen pocas, he decidido que voy a ponerme con ese Proyecto Dyehuty que está en la barra de al lado desde que abrí el blog y no ha avanzado NADA, sí ese proyecto.

Dyehuty es el nombre egipcio de Thot, el dios de la sabiduría, la escritura y la magia entre otras cosas (Thot fue una cosa que se inventaron los griegos). Como su nombre indica, será un intento de novela de fantasía egipcia. La idea se me ocurrió el año pasado por estas fechas, y así acabé escribiendo el relato “El Océano Infinito” en la antología de la Isla del Escritor, basado más o menos en esta idea. Puede que haga artículos en el blog mostrando como voy avanzando (justo lo que dije que iba a hacer con el Nanowrimo y al final no hice nada). Espero lograr algo con esto, como que el año que viene por estas fechas ya esté terminada, corregida, y moviéndose por editoriales. Me estoy riendo mucho internamente, pero hay que ponerse expectativas altas.

Como mini terapia me propuse empezar con ese fanfic de Memorias de Idhun, escribí el primer capítulo y no creo que siga, la verdad, aunque me encanta cómo he planificado a Victoria. No quiero hacer una copia del libro solo metiendo chistes porque eso me quitaría mucho tiempo, pero a la vez no me gusta la idea de ir solo al romance y hacer que el lector se imagine lo que pasa entre medias porque ya se leyó el libro original. Personas me han recomendado que escriba aunque sea escenas sueltas pero que termine algo por Monesvol y por mi vida.

Y aquí tenéis de nuevo otra basura de artículo de 1000 palabras en el que solo cuento mi vida. Prometo que el año que viene volveré con más worldbuiding y retomaré la actividad normal del blog, hasta entonces…

Nos vemos el años que viene (soy una de las pocas personas en el mundo que no se avergüenza al decir esto ¿?)

6 comentarios:

  1. A ver muchacha, de basura nada, yo misma acabo de terminar uno así del estilo para mi blog de diseño, que con el relato de la antología de La Otra fantasía, no he dado para más xD.

    Y ahora que leo toda la historia así al completo, pues a ver, sigo manteniendo lo que te dije, debes desconectar de la novela pero por lo que cuentas pienso que además desconectes del todo. No sé por qué, no me equivoco mucho al pensar que has estado a pico y pala con la novela durante todos estos años y no la has dejado descansar un periodo de tiempo largo (lo que es unos meses como mínimo). Si es así, es normal que siga teniendo errores o repitiendo clichés: cuando estás tan implicada con una historia se nos pasan por alto hasta de forma inconsciente. Por eso es importante dejar de descansar las historias una temporada y ponerte a otra cosa diferente. O para eso están los lectores betas y eso, para que nos ayuden a ver lo que no vemos ^^U.

    Además de desconectar, cuando la retomes, pues haría lo que llaman ahora la biblia de la historia, con su worldbuilding y demás y me planteaba escribirla de forma totalmente diferente. Con otra voz, con otro narrador, con otro personaje de protagonista...muchas veces un pequeño cambio de ese estilo sirve de mucho.Es aplicable también a cuando te atascas con un relato.

    Y a ver, que no te dé miedo que pasen incluso años sin tocar esa historia. Se dice que muchas veces hay libros que no son para nosotros por la edad que tenemos, la madurez y no porque no nos guste. Pues se puede aplicar a los que escribimos. Yo tengo muchas historias a medias o directamente casi sin empezar pero aparte de la madurez de ahora, necesitaba una rutina que perdí hace años y conocer de verdad mi forma de trabajar, que me resultase más cómoda. Los años nunca pasan en balde. Más si estamos aprendiendo cosas nuevas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo darle a los betas algo que no me gusta ni a mí xd
      Sí, me encanta la parte de planificación y de worldbuilding de las historias, y empezar una historia nueva me está sentando muy bien
      ¡Suerte en tus proyectos!

      Eliminar
  2. Nunca he tenido el valor de hacer una reescritura completa de mi libro, el que empecé hace ya como once años, simplemente seguí modificando sobre modificación, leyendolo mil veces para evitar o corregir errores de continuidad. Muchas de las cosas que eescribí de primeras con una intención acabaron sirviendo para algo muy distinto. Pude acabarlo gracias a que yo mismo me sorprendia de los giros que tomaba la historia, historia que ha acabado siendo muy diferente a lo que tenía pensado en un principio y muchísimo mejor. Tambien es cierto que tuve muchas interrupciones que van de meses a años enteros en las que simplemente no me salía escribir más y es lo que ahora mismo me está pasando con el nuevo que estoy escribiendo, de estas normalmente me saca un giro que no había pensado, un personaje nuevo que lo cambia todo o algo que ya estaba en el texto y a lo que no le había prestado atención. Mucho animo y a seguir escribiendo, cualquier cosa, siempre algo queda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo preferí hacer reescrituras porque también fallaba en el estilo. Me notaba que redactaba mal, así que si ese no ha sido tu caso, un peso que te quitas de encima. Yo también he pasado por etapas en las que no escribía nada, pero no tenía esa sensación de abandono como ahora.
      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Cuando yo escribí mi primera "novela" (tendría unos 16 años), luego la reescribí varias veces hasta que llegué a la conclusión de que era mejor que esa historia jamás viera la luz del sol. Más tarde comencé con un mundo de fantasía demasiado ambicioso para mi pobre experiencia escritora, así que me centré en mejorar mi escritura y me dediqué a otros proyectos más tontos mientras trabajaba de vez en cuando en el worldbuilding de esta historia de fantasía. Ahora creo que estoy más preparada para afrontar la escritura de dicho proyecto, pero prefiero empezar a publicar otros menos ambiciosos para aprender y mejorar todo lo posible. A mí me ayudó una profesora que tuve a descubrir algunos puntos flacos que tenía, quizá el informe de alguien más experto que pueda analizar tu historia podría resultarte útil y te evitaría entrar en ese bucle de corrección y reescritura infinito. De cualquier forma, espero que logres continuar la escritura de tu saga a la que le has dedicado tanto tiempo. ¡Feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que eso es lo que me está pasando xDDD quiero ser demasiado ambiciosa basándome en una novela que en su origen tiene una trama pobre.
      Es cierto que convendría preguntarle a otra persona experta, porque mis amigos están muy saturados también, se lían entre versiones, preguntan por personajes que he eliminado...
      ¡Feliz año!

      Eliminar