Entrevista a Sofía Rhei #AdoptaUnaAutora

Esta entrada está realizada para la iniciativa Adopta una Autora, que consiste en dar visibilidad a escritoras de cualquier género, época o nacionalidad. Si queréis saber más de esta iniciativa os dejo con su blog donde explican todo, donde está la lista de autoras adoptadas y donde también hay artículos de autoras subidos. También dejo el twitter desde donde hacen difusión de las entradas.

Yo escogí adoptar a Sofía Rhei.


Sofía nació en Madrid en 1978. Estudió Bellas Artes pero... Mejor dejo que lo cuente ella más abajo. Tuve el honor de conocerla en la presentación de Róndola en Madrid, dónde me fascinó la minuciosidad de su mundo, recogido en su Almanaque, totalmente gratuito e indispensable si sois lectores asiduos de este blog y queréis hacer bien vuestro worlbuiding. Investigando sobre ella, descubrí que también había escrito poesía, relato, literatura infantil y juvenil... De hecho Róndola, su primera novela para adultos, salió publicada el pasado septiembre.



En la Nave Invisible tienen otra entrevista más dedicada a Róndola. Por último me gustaría dejar la página web de la autora, donde podéis consultar su extensa obra, así como su twitter.


-Empecemos por cosas personales… Estudiaste Bellas Artes, ¿qué fue lo que te llevó a decidirte por esa carrera?

Pues, como muchas cosas en la vida, la decisión se tomó prácticamente sola porque pasé un proceso de selección en el que admitían a muy pocas personas, y eso me hizo decantarme. Ya me había matriculado en una carrera de letras, pero me presenté a las pruebas porque me animaron. Fue una carrera muy divertida de estudiar, pero al acabarla me di cuenta de que lo que mejor se me había dado eran las asignaturas teóricas y que el tipo de arte que más me interesaba estaba relacionado con el lenguaje.

-¿Crees que tus estudios han influido en tus obras? ¿De qué forma?

Siempre presto mucha atención a las descripciones, y a todos los estímulos visuales que puede proporcionar el lenguaje. Hice el trabajo de master sobre Mervyn Peake, que se hizo escritor siendo ya un ilustrador famoso, y sobre cómo consigue escribir unas imágenes extraordinariamente vívidas, capaces de retratar personajes o hacer avanzar la acción al mismo tiempo. En mis propios libros, creo que utilizo muchas palabras relativas a lo visual, y me gusta mucho imaginarme paisajes, edificios, personajes, seres vivos y objetos fantásticos.

-Los poetas me parecéis fascinantes porque yo soy incapaz de hacer rimar dos verbos en gerundio. Te defines como “poeta experimental”. ¿Puedes hablar de esto y de tu poesía en general?

La poesía es la forma de literatura más libre que existe, incluso el tipo de poesía que parece restringida por limitaciones métricas. Es un océano de posibilidades en el que quien escribe tiene la obligación de explorarse a fondo a sí mismo, con sus condicionantes y sus propias constricciones, para tratar de liberarse de ellos. El lenguaje no se utiliza como instrumento, sino como materia.
Uno de los libros de poemas de Sofía
-¿A qué se debe tu acercamiento a la literatura infantil? ¿Es un público muy distinto al adulto?

Cada lector es un público diferente... es muy difícil, al menos para mí, pensar en un lector que no sea uno mismo. Escribo para mi yo de 6, 12 o 30 años, según el libro. Cuando vienen a hablar conmigo los lectores, me doy cuenta de lo extremadamente individual que es la experiencia de lectura y lo poco sujeta a variables estadísticas que está.

-¿De dónde sacas las ideas? Lo sé, pregunta pestiño por excelencia, pero he visto que tienes un libro cómico infantil que se titula Cómo tener ideas.

Algunas las saco de sueños, lo cual tiene sentido porque en los procesos oníricos se reordenan los elementos de manera aleatoria, que es en realidad lo mismo que sucede en los procesos creativos conscientes. Para tener ideas hay que contar con una buena cantera de elementos visuales, conceptuales, abstractos, etc... susceptibles de ser reordenados de una manera nueva e interesante por algún motivo, y después, concederse la libertad de jugar con ellos sin demasiadas restricciones hasta encontrar una asociación que tenga brillo propio.

Creo que para ser escritor hay que tener un abanico amplio de intereses y curiosidades, y leer libros de ciencia, de teoría, de todo tipo de géneros narrativos, además de interesarse por la naturaleza, por la psicología, por todas las artes y juegos...

-Flores de sombra es tu primera novela juvenil y, posteriormente, Róndola tu primera novela para adultos. ¿Has encontrado mucha diferencia en la forma de escribir?

Me han dicho que “Róndola” tiene tono de novela juvenil, y en realidad solo es una novela adulta en lo tocante a determinados temas. El estilo de esta novela no ha sido premeditado, simplemente escribía como me iba saliendo, ya que estaba más centrada en la trama, en la construcción de personajes y en el worldbuilding.

-Róndola está considerada novela para adultos porque contiene sexo, entre otras cosas, pero… ¿Pueden leerla tus lectores juveniles que están en esa edad de descubrimiento? ¿Especialmente las chicas?

Cuando yo era adolescente a menudo buscaba en los libros experiencias similares a las que deseaba o temía vivir. Es una edad difícil en la que el horizonte de lo posible se expande constantemente, y no creo que sea malo leer sobre sexo, del mismo modo que viene bien hablar con gente sobre ello. Experimentar a ciegas es más peligroso que tener cierto marco de referencia. Por otra parte, me parece más peligroso crear intensas expectativas de amor romántico, que después pueden hacer tan infeliz a la gente.

-¿Por qué la rosquilla? ¿Hay un simbolismo masónico-sionista detrás?

Hay un símbolo, pero no tiene que ver con organizaciones misteriosas. Se supone que los objetos redondeados nos proporcionan emociones a nivel subconsciente, y estas sensaciones placenteras están relacionadas con la primera infancia y la experiencia de ser hijo.

-Considero que la construcción de mundo es una pieza principal para la fantasía. Viendo tu almanaque, diría que para ti también, pero cuéntanos un poco:

Es la parte más agradable y lúdica de hacer, ya que puedes fantasear y dar rienda suelta a los detalles. A menudo la verosimilitud depende de ellos. La confección del mundo imaginario fue un proceso simultáneo a la escritura de la novela en sí, que tiene aspectos más técnicos y por tanto no es pura diversión. A medida que me iban surgiendo necesidades, como la geografía o la zoología, iba avanzando el catálogo del mundo imaginario.

-He visto que en la construcción del almanaque intervino un montón de gente, ¿puedes contarnos cómo surgió la idea y cómo fue la experiencia?

El almanaque, en el que han colaborado escritores de mucho talento, está disponible de manera gratuita en la web de Minotauro. Yo les envié lo que tenía hecho, y cada uno escogió un bloque temático o una leyenda, aportando historias estupendas y muy bien narradas. La parte más divertida fue la de las recetas, en las que un montón de amigas hicimos un tremendo brainstorming para recopilar las recetas más curiosas de nuestras familias o conocidos.

-Una de las cosas que más me llamó la atención del almanaque es el sistema numérico. ¿Qué, cómo, en qué cabeza…? (Y lo dice la que escribió esta cosa...)

Me pareció divertido, ya que todos los aspectos que damos por sentados son los que es más divertido cuestionarse. La realidad de los humanos está configurada a medida de nuestro cuerpo, lo que tiene cierto sentido (por eso contamos utilizando la medida de nuestros dedos), pero sobre todo de las pulsiones psicológicas inconscientes y de los deseos que estos tienen que satisfacer, lo que no tiene tanto, porque esas pulsiones, que nos hacen caer en trampas consumistas o sustitutorias, deberían ser trabajadas por cada individuo. El conteo de once en once, tan poco práctico a priori, es un ejemplo burlesco de este tipo de mecanismos. 

Un ejemplo del sistema numérico de Róndola. Eso que escucháis soy yo llorando de emoción.

-Como historiadora del arte, me parece indignante el prácticamente nulo trato que se le da al arte en las novelas de fantasía. Cuando vi que el arte mayor de Róndola era la costura (creando así un concepto totalmente distinto de arte del que conocemos) no pude evitar dar un gritito. ¿Esto se debe a algún tipo de reivindicación?


La costura es una manifestación importantísima en todas las culturas, pero se le da mucha menos importancia de la que debería por considerarse “cosa de mujeres”. Las cosas que interesan mayoritariamente a hombres, como determinados deportes, ocupan secciones enteras de los periódicos, desplazando contenidos verdaderamente relevantes como la ciencia o el pensamiento. Sin embargo, los contenidos destinados a mujeres tienen sus propios medios, apartados del “interés general”. Es importante reflexionar sobre esto.

-¿Cómo ves el futuro para las escritoras en el género de la fantasía y la ciencia ficción? ¿Hay esperanzas?

Claro que sí, la tendencia general en inglés es cada vez más fuerte, y eso arrastra a los demás países. En el reciente top de escritores más vendidos de la librería Gigamesh, que es un buen barómetro del sector, hay tantas autoras nacionales mujeres como autores nacionales hombres. Esto es posible gracias al apoyo de editoriales grandes y pequeñas y sobre todo de los lectores; si queremos que la oferta de libros sea variada, es clave la difusión en redes sociales.
La Señora de las Estrellas aparenta unos quaranta años. Tiene la mirada severa y una capa hecha de noche. Sobre su cabeza brilla una pequeña estrella, y sostiene otra con las dos manos a la altura de su sexo. Tiene los labios sensuales. Además de sus ojos humanos, que tiene cerrados, posee otros dos ojos sobre la frente, que están abiertos y muestran su color negro. Su atributo es una lechuza negra que vuela sin posarse nunca, porque no tiene patas.
Qué más tengo que hacer para que le echéis un vistazo al Almanaque
Y hasta aquí la primera entrada para #AdoptaUnaAutora. Quiero agradecerle a Sofía el tiempo dedicado a responder, a las creadoras de la iniciativa por montarlo todo, y a vosotros por leer la entrevista hasta aquí :)

No os preocupéis, volveréis a ver a Sofía en mi blog en unos meses...

Comentarios

  1. Eso me recuerda que tengo que conseguir Róndola ya de ya. Si antes el hype que tenía era extremo ahora está fuera de toda medida.
    ¡Muy buena la entrevista! Desde luego me encanta escucharos hablar sobre el papel del arte en los mundos de fantasía, nunca me lo había planteado tanto. Y lo de crear un sistema de numeración es flipante *-* De mayor quiero ser Sofía Rhei

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YO TAMBIÉN, quiero decir, quiero ser como ella en la cantidad de cosas que hace y lo bien que escribe xD
      Yo tengo Róndola, pero aún no lo he empezado (mi culpabilidad) espero traer una reseña o un artículo sobre su worldbuiding para la próxima entrada de Adopta una Autora

      Eliminar
  2. Hola! Me ha encantado la presentación de la autora y me llama muchísimo la atención su libro Róndola. Estoy mirando el Almanaque y es maravilloso! Gracias por descubrirme a Sofía. Te sigo de cerca! un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Almanaque es una maravilla y que esté disponible gratuitamente es otra.
      ¡Gracias por comentar, un abrazo!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. ¡Tengo muchas ganas de leer Róndola! Parece una novela llena de ideas muy originales. Cuando la ojeé pensé que iba a ser algo un poco más típico, pero veo que me equivocaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo decirte porque yo tampoco la he hincado el diente, pero la buena pinta sí que la tiene, y más conociendo a Sofía :3

      Eliminar
  5. Qué buena entrevista! La verdad es que Róndola no me llamó mucho cuando lo vi en la librería, pero después de algunas pesquisas, parece más interesante de lo que me pareció. A ver si este año me pongo a ello...
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si me lo leo yo y os traigo la reseña para concretar más xD

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Crítica Worldbuilding: 6 fallos de Memorias de Idhún

Convocatoria: Mundos fantásticos

Sistemas de magia I