Magia y Religión

Empecemos el año con energía dejando a un lado esas negatividades (leer con voz de Silvia Raposo). Superconsejito del día. Esta semana el tema es:



Lo sé, soy una pesada, algún día dejaré de hablar de religiones, pero hoy no es ese día. 

Este tema ha surgido cuando estaba documentándome para mi Proyecto Dyehuty, una novela de fantasía basa en la mitología egipcia. Estos días he estado leyendo mucho sobre religión y cultura egipcia general, sobre todo en el aspecto de la magia, ya que si voy a hacer fantasía…

Había vestidos así, con las tetas fuera
Voy a meter muchos de estos
Lo que me hizo recordar, cuando estaba en primero del grado de historia del arte, en la asignatura de arte de las primeras civilizaciones se nos hablaba constantemente de objetos mágico-religiosos, así, dos palabras unidas en un guion, para formar una sola que significa…

B-bueno, ¿qué significa?

En el género de fantasía estas dos palabras están muy separadas, incluso en muchas obras son contrarias y enfrentadas entre sí. Por un lado están los magos, que hacen avanzar a la sociedad con sus hechizos. Por otro, los sacerdotes, siempre en un papel más curativo pero… ¿mágico al fin de al cabo?

¿Cómo curan los sacerdotes en la fantasía, los clérigos del rol? ¿Lo que utilizan también es magia, o es el poder de su dios? También nos encontramos a magos que curan. ¿Entonces los sacerdotes también pueden invocar bolas de fuego? Sí, sé que los sacerdotes en el WoW tienen un ataque que se llama fuego sagrado o algo así. ¿Qué diferencia hay realmente entre un mago y un sacerdote con poderes? ¿Qué diferencia una piroexplosión de un fuego sagrado (y no digáis que el daño y la distancia, hace mucho que no juego al WoW)?

Esto es un término muy amplio porque depende de cómo esté construido el mundo. Hay mundos de fantasía en los que la magia es muy minoritaria o no se encuentra en humanos, ¿Pero y los que sí? ¿Los sacerdotes sanadores son magos que solo han estudiado esa rama? ¿O es que la adoración a su dios les concede ese poder?

Incluso en la historia real nos encontramos que la magia siempre ha estado ligada a la religión. Las famosas brujas de la Edad Media lo eran porque obtenían sus poderes con un pacto con Satán. Los héroes griegos que tenían ciertos poderes era porque o bien tenían parentesco con los dioses, o bien algún dios había intervenido premiando o maldiciendo (como Casandra, que justo era una sacerdotisa).

UN MEME DE ZEUS QUE NO HABÍA UTILIZAU TODAVÍA AAA
Lo mismo ocurre con los egipcios. Siempre he considerado que la magia por palabra pronunciada no tiene mucho sentido (no te estoy mirando a ti Rowling, con todos los hechizos que son palabras del latín. Imagino que los romanos estaban haciendo magia todo el día sin darse cuenta), pero los egipcios sí que dan una explicación lógica. Según uno de sus mitos de creación, todo se originó con la palabra de un dios (sí, como en la Biblia), por lo que es lógico que en su magia se realicen cosas con solo escribirlas o pronunciarlas en alto. Uno de los métodos más utilizados en medicina egipcios era hacer que la gente se tragase trozos de papiro con hechizos escritos. Y esos hechizos eran básicamente alabanzas a dioses.

Así que he llegado a la conclusión de que todos los magos en mi novela tienen que ser sacerdotes. Y por tanto, si son los dioses los que hacen la magia, deberán estar todo el día pendiente de los mortales, no en su nube particular sin hacer ni caso.

Volviendo a la actualidad, todos hemos visto esas pelis de terror en las que aparece una niña poseída que un sacerdote intenta exorcizar. Al igual que los milagros o los hechos de los santos, se considera que el motor es Dios o su fe en él, por lo que aunque son hechos sobrenaturales que podrían encajar en la categoría de magia, son considerados religión.

Luego existen seres como Sandro que se vale con sus gafas
O Aramís que funda su propia religión y como es ella la diosa se da la magia
Por tanto, reflexionándolo y volviendo a lo de antes, creo que la separación entre magia y religión solo se ha dado en tiempos recientes. La fantasía ha secularizado la magia y la ha separado de la religión, haciendo que sea un componente de algunos humanos que no tenga nada que ver con los dioses. En las novelas de fantasía, la magia se ha tratado como una disciplina que necesita ser estudiada para aprenderse, asimilándose a la ciencia en ocasiones (los magos son retratados como los astrónomos antiguos).

Y como no sé qué más decir y me va a quedar un artículo muy corto si me quedo aquí voy a contar unas cuántas anécdotas que me he encontrado sobre la religión egipcia:

Yo voy diciendo en todos lados que la hindú es muy complicada porque en realidad es un conjunto de religiones y no una. Porque en una te encuentras que el creador fue Brahma y en otro mito te encuentras que Brahma nació de un loto que creció en el ombligo de Vishnu mientras estaba tumbado sobre su cobra y su esposa Lakshmi le masajeaba los pies. Y un hindú te dirá que los dos mitos son correctos. Pero cómo va a crear Brahma si Vishnu ya existía y ARG. Esto es algo que es perfectamente concebible por muchas culturas, somos los occidentales los que queremos que cuadre todo y encajen las cosas.

Lo que ocurre con los egipcios es parecido. Durante toda la vida nos han enseñado que el dios máximo es Ra (o Re actualmente, porque en el egipcio antiguo no se anotaban las vocales y los egiptólogos ahora han decidido que la vocal comodín es la e) pero esto es mentira en parte, porque el pobre estaba todo el rato fusionado. El reino egipcio estaba dividido en estados administrativos llamados nomos (como las provincias, vamos), y cada uno de estos nomos tenía un dios protector.

Este es mi Dyehuty (mundialmente conocido como Thot)
Según el nomo o la época era representado como un mono o con cabeza de pollo
Porqué zeñó porqué ( dicho más fino: pollo=Ibis, mono=Babuino)
¿Qué ocurría? Pues que cada uno de los nomos se inventaba sus propios mitos en los que su dios era el más. Y legitimaban esto fusionándolo con Ra. Así yo puedo inventarme un dios que se llame Pepito que sea un mierdas, pero entonces le transformo en Pepito-Ra, el gran dios del sol.

Así pasaba que en Reino Antiguo la capital era Menfis, donde el dios supremo era Ptah y tenían una versión de la creación donde Ptah el que creaba. Entonces hubo una crisis (llamada en egiptología Primer Período Intermedio) y una vez se superó esta crisis se estableció la capital en Tebas, que estaba en otro nomo. Y el dios protector de este nomo era Amón. Así surgió Amón-Ra el dios ultrapower, solo porque el faraón estaba en su nomo.

Luego está el dios Seth que era muy malvado, lo peor… igual que el pobre Hades en los griegos, que ha sido relegado a ocupar el puesto de malo para toda la eternidad. Es verdad que el Seth egipcio es malo, pero no fue así siempre: En tiempos antiguos Seth era un dios normal, el dios del desierto. Entonces los hicsos invadieron Egipto en el Segundo Período Intermedio, les cayó bien Seth y lo eligieron de patrón. Cuando los egipcios consiguieron restablecerse y comenzar el Reino Nuevo, pues de qué mierda iba Seth, que apoyaba a los extranjeros que son LO PEOORRRR, así pasó a ser el dios del mal, violador de niños y lechugas, por favor. Aun así hubo faraones que le tuvieron en consideración y se pusieron su nombre, como Sethi I el padre del archiconocido Ramsés II el pesao.

Lo de violador de lechugas no me lo he inventado, pero dejo esa historia para otra entrada, que esta ya la he alargado demasiado.

Comentarios

  1. muy interesante el articulo. gracias a tu blog estoy pillando ideas para la creación de los mundos de fantasía. quería hacerte una sugerencia: ¿por qué no escribes un artículo dedicado al gobierno y la política?? me parece algo importante a tener en cuenta. buebo solo es una sugerencia. un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo he hecho porque ya he visto que algunos blogs recopilaban formas de gobierno para mundos de fantasía, pero ahora que lo dices me lo apunto. Siempre estoy falta de ideas para las entradas, intentaré darle un toque mío personal :D
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. La magia es magia porque es imposible. Igual que los milagros y la religión, que trascienden de las normas de la realidad. Tiendo a pensar que la magia en la literatura fantástica lo es en tanto que son cosas imposibles fuera de la literatura, desde la realidad nuestra. Pero en la lógica interna de esas historias fantásticas no es realmente magia sino una ciencia más. La llamamos magia y lo distinguimos del resto de disciplinas porque juzgamos y construimos estas historias con estructuras de la realidad, pero es un concepto muy difícil de cuadrar desde un imaginario ficticio cerrado, coherente y autosuficiente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Crítica Worldbuilding: 6 fallos de Memorias de Idhún

Convocatoria: Mundos fantásticos

Sistemas de magia I