22 de enero de 2017

Sistemas de magia I

El tema de este artículo me lo ha recomendado @UrielleGarou en twitter. Últimamente estoy falta de ideas para entradas del blog. 



Antes que nada buenas noticias: Han seleccionado un relato mío para la antología Alucinadas III. No me lo esperaba para nada, la verdad, ya os haré spam cuando sepa algo más. 

Ahora sí, vamos con el artículo:

No soy la más indicada para hablar de este tema, puesto que apenas lo he analizado en las novelas que he leído, sé que Cuervo tiene una serie y puede que os ilustre un poco más. 


Un sistema de magia podría definirse como una serie de códigos que permiten que los humanos u otras razas utilicen la magia a su favor. Así la magia podría existir en el mundo libremente o no, pero el sistema es lo que se utiliza para doblegarla y hacer con ella algo concreto. Es por tanto, una relación de causa-efecto: a determinada palabra/gesto/lo que sea, la magia obrará de una forma u otra.

Ya hablé hace dos semanas sobre la relación entre magia y religión y cómo en nuestra historia siempre han estado ligadas. Esto sería que a mayor devoción por un ser sobrenatural, ya sean dioses o demonios, mayor serán los poderes del mago. 

En fantasía no es habitual encontrarnos esto, por lo que la magia está secularizada, separada de la religión, incluso en algunas tramas son fuerzas contrarias (poder de los dioses contra el poder del hombre en sí mismo). La magia es una fuerza que existe en el ambiente y el sistema mágico sería la forma de extraer el poder de ella.

Magia dura vs magia blanda


Seguramente ya conoceréis al señor Brandon Sanderson. Está considerado uno de los grandes escritores de fantasía actuales. Y no es para menos, parece que le está robando el tiempo de escritura a Martin y a Rothfuss porque escribe todo lo que no escriben ellos…

Está pasando esto, estoy segura
Los mundos de Sanderson se caracterizan por tener un sistema de magia muy específico de causa-efecto. Es decir, un personaje tiene que hacer algo, un gesto, una palabra, para que la magia se realice. 

Una de las contribuciones de Sanderson a la fantasía son sus tres leyes de la magia, que podéis consultar aquí en la página de Fantífica. La que me parece más importante para esta entrada es la segunda: Limitaciones > Poderes. Entre esas limitaciones se encontraría el coste de la magia: un aporte de energía/sangre/materiales/lo que sea que toma la magia para realizarse.

Estos sistemas de Sanderson entrarían en lo que se denomina “magia dura” es decir, una magia que actúa según unas normas establecidas y lógicas y que por lo general, siempre necesita de un humano/ser inteligente que realice el desencadenante para que se realice la magia.

Por otro lado estaría la “magia blanda” (encuentro cierto toque despectivo en esta denominación, pero en fin), una magia que se encontraría libre en el ambiente para realizar sus locuras. Normalmente suele ser ilógica, y muchas veces hace cosas sin sentido. Es decir, es una magia que no sigue ninguna norma. 

Mi sistema ideal consistiría en una mezcla de ambas: blanda en general, pero que cuando los personajes quieran utilizarla a su voluntad tengan que cumplir unos requisitos determinados, entre los que se incluye un alto coste. 

Talento vs trabajo


En las obras de fantasía más antiguas, los magos normalmente eran ancianos de largas barbas blancas. Actualmente son jóvenes, incluso adolescentes, los que están bendecidos con grandes poderes porque alguno de sus padres era el mago más excepcional del reino. 

Esto se debe a que en la fantasía antigua, la magia estaba considerada una ciencia que había que aprender y estudiar, lo que llevaba toda una vida, y por ello los mejores magos eran los más ancianos, los que más habían practicado. Ahora por el contrario, en la tónica que siguen las novelas actuales, el poder mágico parece algo que va implícito en los genes y que debe estudiarse, sí, pero que también surge sola en momentos determinados, como pueden ser las situaciones de peligro. 

Esto ocasiona un sistema desigual, donde no todo el mundo tiene las mismas oportunidades. El hijo de magos, el elegido, siempre resultará más poderoso que el que no lo es, aunque ambos hayan estudiado lo mismo. (Real como la vida misma, y eso que estamos hablando de fantasía).

Justo Hermione encaja en la descripción de los magos viejos:
Viene de una familia no mágica, pero como es la que más ha estudiado es la más "poderosa" de sus amigos


Formas de desencadenar la magia:


Esta sección se me va a quedar un poco coja porque no la he pensado demasiado, por lo que es posible que dentro de algún tiempo haga otra entrada exclusivamente de esto. Normalmente los sistemas mágicos suelen combinar varios de estos aspectos para funcionar:

Magia hablada

La magia se desencadena por una serie de palabras pronunciadas en alto, o en ocasiones, mentalmente. Es uno de los sistemas más habituales, y sin embargo uno a los que le veo menos sentido: no llego a entender como tus cuerdas vocales pueden modelar la magia. Como contaba en la entrada de magia y religión, debe haber una razón detrás, por ejemplo, en la mitología egipcia, cuando la creación se desarrolla a partir de las palabras de un dios. Esto implicaría dotar a la palabra de una capacidad creadora, y por tanto de manipular la magia.

La magia hablada sería por ejemplo, la que emplean en Harry Potter, combinada con otras.

Nombres verdaderos

Es una variante de la magia hablada, en la que cada individuo u objeto tiene un nombre mágico, además del que se emplea normalmente para designarlo. 
Se utilizaría en obras como el Ciclo de Terramar o Eragon 

Magia por gesto

El desencadenante serían determinados gestos realizados en orden, bien con las manos o con todo el cuerpo. Un ejemplo sería la que se desarrolla en la serie Avatar, mejor explicado aquí por Cuervo.

Magia por objeto

Se necesita un objeto para realizar la magia. Puede ser un tipo de talismán mágico que otorgue poder o por ejemplo las varitas en el universo de Harry Potter

Magia escrita

Consiste en unos símbolos, que depende de su forma pueden desencadenar distintos tipos de magia. Normalmente son inscritos en el suelo o las paredes, a gran formato, con materiales como sangre, sal o arena. En la cultura popular son conocidos los círculos mágicos de protección.
¿Podrían considerarse magia los mandalas y los yantras? Para más de uno seguro que sí


Magia de materiales o alquimia

Una combinación de materiales, mágicos o no (plantas, cristales, órganos o huesos…), que pueden dar lugar a un resultado mágico. Normalmente asociado a pociones que deben ser consumidas. Puede combinarse, por ejemplo con la magia escrita.

Poderes mentales

La concentración es el coste general que debe pagarse normalmente para realizar cualquier magia. Puede avanzarse un escalón más y realizar magia únicamente deseándolo, sin realizar ningún acto, aunque esta magia suele ser muy costosa por la poca limitación que tiene. Se me vienen a la mente los X-Men, especialmente Jean Grey.

Convocando/esclavizando entes

Como hemos visto en las magias de materiales o de objetos, la magia puede provenir del exterior y no del propio mago. Para esta se necesita subyugar a otro ente o espíritu que posea poder mágico, o bien llegar a un acuerdo con él para que otorgue poder. A lo largo de la historia se ha representado a las brujas convocando a demonios con ayuda de magia escrita y hablada.


Tengo que dejar la entrada aquí, pese a que sé que se queda un poco coja. Me gustaría desarrollar más estos tipos de magia, y colocando más que seguramente se me hayan quedado en el tintero, pero eso mejor lo dejo para otra entrada.

4 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho la entrada. He tomado algunos apuntes ya que sin duda en la re-edición de mi novela voy a seguir ciertas pautas que he visto interesantes en el artículo. Muchas gracias y esperando que decidas desarrollar más el tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente haga otra entrada desarrollando más los tipos, pero es un tema que yo no domino mucho y me da miedo meter la pata.
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Tu artículo es genial. Yo en el mundo que estoy creando opto por un sistema de magia hablada, alquímica para hacer rituales y gesticular en algunos casos. Muchas gracias por las entradas y adelante con el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo voto por la combinación de varias (además, si te fijas casi todas son así) con su respectivo consumo de energía
      Gracias a ti por pasarte!

      Eliminar