26 de febrero de 2017

Calendarios en la Historia

Esta entrada puede considerarse una segunda parte de esta otra. Os recomendaría empezar por ahí si todavía no la habéis leído, aquí solo voy a dar unos apuntes de calendarios reales de historia pura y dura para que toméis nota. Aquí worldbuiding poco.



No estoy diciendo que los plagiéis, solo que veáis cómo están construidos para cómo un mismo año, el nuestro, de 365 días, 6 horas, 9 minutos y 9,5 segundos ha sido interpretado de distintas maneras según las civilizaciones.

El calendario egipcio y la exactitud astronómica


El calendario egipcio es uno de los calendarios más antiguos (se implantó en el 4241 a.C.) pero uno de los más exactos de la antigüedad. Esto es debido a la salida de la estrella Sodpet (Sirio) que aparecía en el cielo todos los años el mismo día (el actual 19 de Julio), coincidente cuando se producía la inundación del Nilo, lo que marcaba un nuevo ciclo de cosechas. Así, el calendario egipcio tenía 3 estaciones regidas por la agricultura: Inundación, Siembra y Cosecha, cada uno de 4 meses formados a su vez por 3 semanas de 10 días (o 30 días al mes). Cuando el Nilo crecía anegaba los campos, y al retirarse al final de la estación de Inundación, dejaba un fértil limo, dando comienzo a la estación de siembra. Debido a que durante la inundación los campesinos no podían hacer nada excepto esperar a que el agua se retirase, el faraón aprovechaba y se los llevaba a realizar alguna obrita, como las pirámides (y aquí el porqué de que los egipcios utilizaban esclavos para las construcciones es mentira).

Seguro que habéis notado algo raro, y sí, si los egipcios tenían 12 meses de 30 días= 360 días. ¿Esto es un calendario exacto?

Hay un mito en el que el dios Thot robó luz a la Luna para crear 5 días “fuera del año” para que nacieran 5 dioses. Si quieres saber la historia entera hice un hilo de twitter aquí hace poco. Así, los 12 meses de 30 días más esos 5= 365.

Esto es el Zodiaco de Dendera, no un calendario
Pero google y hasta el libro que estoy utilizando de bibliografía lo tiene en la portada, quién soy yo para refutarlo
Pero si habéis leído la otra entrada de cronología, habréis podido comprobar que estoy loca y que los planetas no se rigen por cómo queramos medir nosotros su rotación. Y esas 6 horas, 9 minutos y 9,5 segundos provocaban que la salida de Sodpet se retrasara un día cada 4 años.

¿Los egipcios lo sabían? Pues sí. ¿Hicieron algo? Pues no, hasta la época griega no dijeron “oye, que aquí faltan días vamos a meter, no”? Y metieron un día más en esos 5 especiales para que naciera la diosa Bastet. Esto provocó que durante toda la historia egipcia tenían que pasar 1460 años para que Sodpet volviese a salir el mismo día.

El calendario griego y la aplicación de la mitología

No sé mucho de este calendario más que lo que averigüé una vez que investigaba sobre el mito de Perséfone.

(Inciso breve en el que cuento el mito por si alguien no lo conoce) Perséfone era la hija de Deméter, la diosa de la tierra y la agricultura. Hades la raptó y se la llevó al Inframundo, con el fin de casarse con ella. Deméter recorrió todo el mundo buscando a su hija y decretó que la tierra sería infértil hasta que la encontrasen. Al final la encontraron en el Inframundo y obligaron a Hades a devolverla. Pero antes de que se la llevasen la engañó e hizo que se comiese x granos de una granada. Porque si comías algo en el Inframundo te ataba allí, lo que obligaba a Perséfone a regresar al Inframundo cada ciertos meses.

Resulta que según la versión el número de granos que comió Perséfone varía. En uno dicen que seis y que por ello debía pasarse la mitad del año en el Inframundo y la otra mitad en el Olimpo con su madre. Otra dice que tres, representando los tres meses de invierno. Otra dice que cuatro, ya que al parecer los griegos solo tenían tres estaciones, no contaban el invierno.

El caso es que fuera como fuese, los meses que Perséfone pasaba en el Inframundo coincidían con los meses más fríos e infértiles por la tristeza de su madre.


El calendario Romano y nuestra forma de nombrar los meses


El legendario primer rey de Roma, Rómulo, fue quien implantó el primer calendario. Este constaba de 10 meses: Marzo (dedicado a Marte), Aprilis (a Afrodita/Venus), Maius (a Maya, la madre de Mercurio), Iunius (a Juno, más conocida como Hera), Quintilis, Sextilis, September, October, November y December (que no quiere decir más que quinto, sexto… ya lo pilláis no, no sería porque se les acabaron los dioses). Obviamente este calendario fallaba más que una escopeta de feria y en el siglo VII a.C. se añadieron dos meses más: Januarius (dedicado a Jano) y Febrarius (cuando se celebraba la fiesta de la februa, que es una especie de correa utilizada en LAS LUPERCALES espero que el pasado día 14 lo estudiaseis). Aún así, faltaban 23 días, ya que los meses romanos tenían 29 o 31 días (porque creían que los números pares daban mala suerte… sí, reíros, pero id a cualquier edificio alto y buscad la planta 13, o en Japón la 4) para que se cumpliesen los 365, así que se creó el mes de Mercedonius, de 22 o 23 días según el año, que se intercalaba entre el 24 y el 25 de febrero. Sí, como oís, era 24 de febrero, al día siguiente era 1 de mercedonius. Era 22 de Mercedonius y al día siguiente era 25 de febrero ¿¿??



Hasta que llegó Julio César y su sobrino Augusto que, aconsejado por astrónomos egipcios, baia hicieron un calendario más organizado y correcto, el calendario juliano. Y ya de paso pusieron sus nombres a dos meses 

El calendario romano y su forma de nombrar los días


No he terminado con los romanos todavía, porque lo más llamativo de ellos no son los nombres de los meses que hoy en día conservamos. Los romanos tenían otra forma de nombrar los días, llamada calendación. El día 1 de cada mes era llamado Calenda, el 5 o el 7 (en marzo, mayo, junio y octubre) las nonas y sobre la mitad del mes (13 o 15 en marzo, mayo, julio y octubre) eran los idus. Así los romanos contaban cuántos días faltaban para ese día. 6 Calendas de enero no es el 6 de enero, es que faltan 6 días para las Calendas de enero (día 1), por tanto estamos en el día 26 de diciembre. Efectivamente, los famosos Idus de marzo en los que asesinaron a César se corresponden al 15 de marzo. 

Los calendarios Mayas

A ver qué hacéis con esto
Porque ni es un calendario ni es maya
Es la Piedra del Sol azteca, melones
Al menos yo confieso que lo hago por el clickbait
Los mayas no tenían un solo calendario, sino que tenían varios circulando a la vez: tenían el haab, o el clásico calendario que dura 360 días (de 18 meses de 20 días, aunque se quedan 5 colgados como siempre), pero también tenían uno lunar de 18 meses (entendiéndose mes por ciclo de la luna y no por 30 días), el tzolkin de 260 días (20x13 que simbolizaba la gestación humana o bien los ciclos de Venus, pero últimamente se sospecha que tiene que ver con el cultivo del maíz). Pero el más importante de ellos era la llamada rueda calendárica, un ciclo de 52 años, que era lo que tardaban en coincidir el haab y el tzolkin.

El 13 y el 20 eran números importantes en la cultura maya (el tzolkin era el calendario sagrado y nace de la combinación de los dos). Y así pues, si coges un haab, lo que sería el año "corriente" actual y lo multiplicas por 400 (20x20) te sale otro ciclo de 394,25 años al que los mayas llamaban baktún, y si ese baktún lo multiplicas por 13 salía lo que se llama la Cuenta Larga, una cosa de 5125,36 años nuestros. 

La Cuenta Larga es EL FAMOSO CALENDARIO MAYA y la razón del clickbait de este artículo (que como habéis visto ni es calendario ni es maya).

La Cuenta Larga era el único calendario que utilizaban los mayas para registrar fechas que actualmente se muestran con 5 cifras. Los mayistas no se aclaran en el día 0.0.0.0.0. de este calendario pero más o menos creen que fue sobre el 11 de agosto de 3114 a. C. Así el 0.0.0.0.1. sería el 12 de agosto de ese año. Tras 20 días (un mes maya) sería 0.0.0.1.0. Y tras 20 años 0.0.1.0.0. Y tras 20 años, un mes y un día 0.0.1.1.1.

Según la mitología de los mayas, había habido mundos anteriores al nuestro, al que llamaban “soles” ya que en cada uno de esos mundos un dios se había sacrificado para ser el sol, pero los dioses habían visto que aquello no funcionaba y habían destruido el mundo para crear uno nuevo con otro sol distinto nada más que cuatro veces. Antes estábamos en la era del Quinto Sol.

Y digo estábamos porque efectivamente, la Cuenta Larga tenía 13 Baktunes y ahí se acababa. Quiero decir que 5125,36 años después del 11 de agosto de 3114 a.C. es… 21 de diciembre del 2012, cuando acababa la Cuenta Larga del Quinto Sol y supuestamente los dioses iban a destruirnos para crear un nuevo mundo con el Sexto Sol.

Voy a reirme un rato

Bueno, creo que seguimos vivos. (En realidad antes del 3114 a.C. los egipcios y los sumerios ya estaban haciendo sus cosicas por ahí, así que no me vale que ese haya sido el primer día del mundo)


Como véis, muchos de ellos están generados a partir de los tiempos agrícolas, y es que los calendarios tuvieron ese origen en un principio: para marcar los tiempos de siembra y cosecha.

Aunque no haya sido de worldbuiding espero que este artículo os haya sido útil. Para que veais que aunque el año sigue siendo el mismo las maneras de interpretarlo siguen siendo infinitas.

2 comentarios:

  1. Me encantó la entrada. me encanta la importancia que le das a la creación de los mundos de fantasía. ¿te puedo hacer una sugerencia sobre una próxima entrada?? ¿por qué no escribes sobre artilugios mágicos?? No se, sólo es una idea. siempre me he preguntado por qué algunos magos llevan bastones larguísimos (que seguro que no son cómodos de llevar) en vez de una pequeña y cómoda varita. tal vez los bastones alberguen más poder y tal, pero tampoco es algo que se explique mucho.
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto la idea (que siempre estoy falta) pero ya veré como hago un artículo de eso... Posiblemente porque depende del sistema de magia que tenga el mundo, o incluso por estética (ver a Gandalf con varita uf, y Dumbledore o Voldemort seguramente hubiesen quedado más amenazadores con un bastón)

      Eliminar