Vestimentas para tus mundos de fantasía

Oh, las vestimentas. Ese elemento que queda apartado muchas veces en la fantasía. O por el contrario, altamente representado en los vestidos de las damas de la corte. Ese elemento que, aunque muchas veces no se describe, nunca nos imaginamos a los personajes desnudos, porque ya sobreentendemos que hay “algo”. O cuando los escritores también pecamos del síndrome manga-anime/videojuegos, en el que los personajes VAN SIEMPRE VESTIDOS IGUAL. ¿No se duchan? ¿O es que tienen cinco mudas exactamente iguales?



Vale, reconozco que me estoy poniendo purista y que en muchas ocasiones lo que menos interesa es la ropa que llevan los personajes. Más en la fantasía, donde el protagonista suele llevar una espada, unos saquillos al cinturón con 4 cosas y… ¿nada más? ¿Os imagináis al tipo llevando una maleta a todos lados porque se tiene que cambiar de ropa? Cuando te está persiguiendo un señor oscuro la ropa es lo de menos. Muchas veces nos enteramos de cómo visten los personajes porque aparecen en la portada del libro o en alguna ilustración, producto de la imaginación del ilustrador y no del escritor. Además, tiene más sentido que el personaje vaya cambiándose de ropa por los sitios que pasa (y a la vez sirve para infiltrarse entre la población y no llamar la atención). 

Aunque describir ropa sea un poco aburrido es un marcador socio-cultural del personaje. Es una artesanía importantísima (ya que la utiliza absolutamente toda la población en su día a día, a no ser que tu personaje sea Tarzán), que habitualmente ha sido denostada, ya que eran las mujeres las que se dedicaban a esto, como ya apuntó Sofía Rhei. Según los tejidos o el grado de elaboración, los vestidos pueden llegar a ser verdaderas obras de arte, mostrados como joyas. Mirad si no ahora con la ceremonia de los Oscars, o ayer mismo sobre los Goya la cantidad de expectación que se genera solo por ver los vestidos de las actrices (lo cual no sabría decir si es machista, porque si se fijan más en los vestidos que en su reconocimiento como actrices…).

Ya me pareció fascinante el cambio que hizo Sofía en su novela Róndola alzando la costura como el arte mayor. Aunque yo no sé mucho de costura voy a intentar mostraros lo que sé:

Los tejidos:

Empecemos primero por los tipos de tejidos con los que está hecha la ropa. Empecemos por:

Pieles de animales

Lo primero que utilizó la humanidad para cubrirse porque es lo más fácil y básico: no tienes que hilar ni que tejer. En sociedades más avanzadas y no tan prehistóricas, se convirtió en un tejido algo más caro. De las pieles con pelo de los animales salvajes se pasó a pieles tratadas de animales domésticos como el cuero (que con un tratamiento distinto, se obtenía también el pergamino), que con más tratamientos podía endurecerse y servir de armadura ligera. 

Ya en tiempos históricos, las pieles de animales salvajes se utilizaron más por prestigio. Por ejemplo, en toda la península ibérica hay “altares con forma de piel de toro”, por lo que se cree que unos rituales primitivos pudieron darse sobre la piel de este animal. Los sacerdotes egipcios llevaban piel de leopardo y lo consideraban un bien de lujo. También las plumas de aves exóticas de brillantes colores tenían mucha importancia en el mundo mesoamericano prehispánico. En el camino de mi investigación egipcia, he encontrado pueblos africanos que utilizaban escudos hechos de piel de rinoceronte y armaduras un tanto extrañas hechas de piel de cocodrilo… La cual parece tan inútil, que seguramente también se utilizó para algún tipo de ritual, porque proteger, no protege mucho. 


Lana, lino y algodón

La lana es pelaje de la oveja, seleccionada por los hombres durante cientos de años, hasta obtener esa textura encrespada. Las ovejas prehistóricas tenían pelo como el resto de animales, por lo que tendrías que plantear si en tu mundo fantástico las ovejas evolucionaron igual que aquí, o incluso si hay ovejas (si no hay por tanto, no tendrás tejidos de lana, a no ser que te inventes otro bicho que también la dé). 

El lino es una fibra vegetal que empezó después de la lana, siendo la primera fibra textil utilizada. Es más fresca que la lana, y por tanto más utilizada en regiones calurosas. Su tejido es algo difícil, por lo que es una tela cara.

Lo primero que se hacía con esta materia prima, era, con ese instrumento misterioso llamado rueca y que conocemos por la peli de la Bella Durmiente, se apelmazaban las fibras hasta formar el hilo. Luego el hilo se entretejía con un telar para formar la tela.

En cuanto al algodón, se conocía en la antigüedad como una planta mágica que daba lana. Muchos creen que vino de América, pero no es así, en India y Persia ya se trabajaba con algodón. Es menos fresco que el lino, pero mucho más barato.

Seda

Tejido de lujo por excelencia. Fresca en verano, cálida en invierno, se han hecho verdaderas locuras para conseguir este tejido, como crearse una ruta de millones de kilómetros que atraviesa desiertos, selvas y montañas solo para conseguirlo. La seda casi provoca la caída de la economía romana cuando los patricios estaban dispuestos a pagar lo que sea por este tejido.

La seda absorbe muy bien los tintes, con un acabado de colores brillantes. Es suave y sedosa (baia, la seda es sedosa, quién lo iba a decir) y es la fibra más resistente de todas (he leído por internet que un hilo de seda del grosor de un lápiz puede detener un avión en pleno vuelo, pero esto ya lo dejo a vuestro juicio).

Creo que ya todo el mundo sabe de dónde se saca la seda pero voy a contarlo otra vez porque me gustan más las historias que a un tonto una tiza. Se dice que la descubridora de la seda fue una emperatriz china, que mientras tomaba el té en el jardín, un capullo de gusano cayó en la taza. Como era una gran costurera, inmediatamente empezó a tejer con los restos del capullo.

Porque sí, para obtener la seda lo que se hace es coger los capullos de los gusanos y sumergirlos en agua hirviendo justo antes de que eclosionen, pues al hacerlo, el gusano segrega un ácido que se carga la seda. Supongo que esto ya lo sabíais todos, pero me gusta recrearme en detalles sádicos.
Un poco de asquito sí que da

Metal

No se me ocurre por qué iría alguien a vestir con metal a no ser que sea algún tipo de armadura o un detalle pequeño como un broche. Las armaduras, tanto de placas como de cota de malla son caras y pesadas, y además pueden provocar rozaduras, por lo que es conveniente llevar algo debajo, normalmente un gambesón acolchado para que los impactos reboten y no provoquen tanto daño. Sé que las armaduras son fundamentales en la fantasía, pero si me pongo a contar aquí me salen dos artículos y además, ya hay gente que lo ha hecho.

Sintético/mágico

Del sintético no voy a hablar mucho porque estoy tratando la fantasía y no la ciencia ficción, pero dejémoslo en un tejido artificial formado con derivados del petróleo. 

El mágico puede dar mucho de sí, bien encantando otros tejidos, o bien que sea producto de algo de tu imaginación. Pueden ser tejidos ignífugos (la lana ya es un poco ignífuga, pero no lo suficiente), las ropas pueden tener runas mágicas bordadas… Puede ser un tejido obtenido de arañas gigantes, escribes fantasía, tienes cualquier cosa a tu alcance.

Tipos de ropa:

Vestimentas sin costuras (togas a gogó)

Ropa que no se cosía, o bien tenían costuras mínimas o preferían utilizar broches y cinturones para ajustarla al cuerpo. Eran simplemente pedazos de tela grandes y normalmente cuadrangulares. Normalmente se utilizaban en zonas cálidas o templadas. Un ejemplo de este tipo de vestimenta serían los peplum o los chitones griegos o las togas romanas, que recuerda… Las togas se las ponen los magos y también los hijos de los magos.



Otro ejemplo que se sigue utilizando mucho hoy día son los saris indios. Los saris no son más que una tela rectangular de 7 x 1 metros. Aunque parezca que no tenga muchas posibilidades un trozo de tela grande, cada estado de India tiene su tipología y forma particular de ponerse el sari.


Ropa con costuras

No hay mucho que explicar aquí: la ropa con costuras está hecha más a medida, se ajusta al cuerpo y por tanto protege más al cuerpo del frío y del ambiente en general. La ropa con costuras suele ser más cómoda y por tanto más adecuada para trabajar (por eso las togas las llevaban los senadores y esta gente, a ver que guapo se pone a labrar el campo con la tela colgando).

Los grandes avances de la ropa con costuras han sido los pantalones y las mangas largas, pero especialmente los pantalones. Y uno no sabe lo difícil que es hacer un pantalón hasta que te pones a hacerlo. Quienes hagan cosplay me darán la razón, ofú.

Complementos

Algunas no son vestimentas del todo, pero merecen una mención por su importancia. En esta categoría nos encontramos las capas, útiles para cuando hace frío y para ocultarse, los cinturones… Pero también las joyas. En fantasía estos objetos tienen una importancia especial por ser portadores de maldiciones, o por el contrario, amuletos. O también pueden ser simples joyas que muestren algún símbolo especial, que identifique al portador como miembro de una familia u otra. 
Pensabas que la armadura de cocodrilo era lo más raro que ibas a ver hoy
Menos mal que te traigo este casco micénico hecho con colmillos de jabalí


Ten en cuenta el medio, la gravedad y… las cosas que cuelgan

Me siento muy estúpida diciendo esto, y aunque ya se ha normativizado todo más y la gente es más consciente, no puedo dejar de recordar que hay que adecuar los personajes a su ambiente y que si un personaje está en un sitio donde hace mucho frío irá cubierto de lana o pieles de animales hasta las cejas, y que por el contrario está en un sitio donde llueve mucho habrá ideado un paraguas improvisado con unas hojas o bien se ha aplicado algún hechizo repelente al agua. Pero me enfado porque me sigo encontrando cosas como esta.


No es porque esté en bikini en un clima frío ni porque esté altamente sexualizada (que también) es porque a esta muchacha le saldría mejor ir en bolas que con esa cosa ridícula que lleva puesta. Cuando he dicho que debajo de las armaduras se ponía algo, era porque las anillas de la malla TE PELLIZCAN LA PIEL y jode muchísimo. Imaginaos que a esta mujer se la cuela un pezón o un pelillo de ahí abajo entre anilla y anilla. Es que para la zona estrecha que protege te sale mejor ir en pelotas o únicamente con la piel de oso.
Respecto a las cosas que cuelgan, me refiero efectivamente a sí, tetas y penes. Los hombres lo tenéis más fácil porque lo vuestro no pesa tanto y soléis llevarlo oculto siempre, y aunque hay ocasiones que no ya os ocupáis vosotros. Los participantes en los juegos olímpicos griegos, por ejemplo, que tenían que realizar las actividades completamente desnudos, se ataban el pene con un lazo para que no andase saltando y rebotando por ahí (gracias a Suzume por el dato). 

Con las tetas ocurre algo parecido, pero más problemas: pesan más, son más grandes y están más arriba, lo que desequilibra un poco el centro de gravedad del cuerpo. Algunas culturas ya se han ocupado de esto, como la japonesa con sus kimonos, plegados de forma que el tejido queda rígido y mantiene los pechos en su lugar. También están los famosos corsets, que como anécdota, un intento de asesinato a Isabel II se quedó en eso, en intento, porque el cuchillo del asesino se quedó atascado en una de las ballenas del corset. Ah y por favor, no utilicéis vendas… Aparte de que si te las pones mal pueden ocasionar problemas, no son cómodas.

Por último y antes de irme, recordad que estáis escribiendo fantasía y que el límite es tu imaginación. Las faldas son cosas de mujeres hasta que ves a los escoceses, las mujeres no llevábamos pantalones hasta hace dos días…

Yo tampoco sé gran cosa de costura pero quería dejar mi aportación por aquí.

Comentarios

  1. No estoy de acuerdo con que las tetas desequilibren el centro de gravedad. Cada persona tiene su propio centro de gravedad y es algo que depende de cientos de factores personales (curvatura de la espalda, forma de apoyar los pies, inclinación de los hombros). Así que, a menos que fueran unas tetazas gigantescas de estas que dan problemas no sería ningún desequilibrio porque simplemente el cuerpo habría creado su centro de gravedad y equilibrio en función de la circunstancia de tener tetas.

    A menos que hubiera una razón cultural o puntual, como el ejemplo de las tetas enormes, para que molestaran mucho creo que con cubrirlas sin más no habría ningún problema. En nuestra sociedad es que nos hemos acostumbrado a que estén sujetas y pueden molestar si no lo están, pero es algo cultural. Las culturas en que llevan los pechos sueltos no notan ninguna molestia porque se muevan un poco y según estudios si pierdes la costumbre de usar sujetador la incomodidad desaparece en meses. Y no molestan al correr, hacer ejercicio ni nada porque se muevan un poco. Incluso dicen que el movimiento natural que tienen (ojo, nada de las burradas tipo anime) ayuda a fortalecer los músculos del pecho y regular mejor la propiocepción según leí por algún sitio. Lo más cómodo, lógico y fácil para mi sería que fueran con ellas tal cual debajo de la ropa, como los hombres, vaya.

    Saludos. Tu blog siempre es demasiado interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los músculos del pecho es real. Yo recuerdo que de pequeña podía mover los pectorales como hacen estos hombres musculados para hacer la gracia que tanto hemos visto en gifs y demás, pero ahora soy incapaz.
      Mi problema es que los soldados egipcios no tenían nada de ropa en el torso, iban con el pecho al aire, por lo que las mujeres deberían ir igual, y no sé si es bueno pelear sin tener eso sujeto.

      Muchas gracias :3

      Eliminar
  2. La verdad es que esto es algo que me he planteado a raíz del relato para la antología de #LaOtraFantasíaMedieval. Me dio dolor de cabeza así que no lo mencioné (al igual que no mencioné prácticamente nada del físico de los personajes). No sé que imaginará la gente, pero como el sitio donde estaban era medievo sureño (rollo Lanza del sol de canción de hielo y fuego) y son unos motivados de la vida, irían con telas y cueros al combate.

    Es difícil imaginar algo cuando no hay casi apenas referencia para las mujeres (en combate y no sexualizado). Las mujeres que van a la guerra hoy en día llevan sujetador. Imagino que si los griegos se ataban un pene con un lazo para que no se moviera las mujeres harían lo propio e inventarían algo. Quizá un sujetador acolchado que las sujetase bien tanto por arriba como por abajo (no un push up ni un corsé que las saca por arriba y al saltar se salen). Pero creo que si habría una pieza específica rollo sostén deportivo o quizá una pieza de tela elástica tubular para todo el torso. Sobre todo porque hoy en día hay coquillas que protegen el pene, creo que también se haría una pieza especial para el pecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para un relato tampoco vas a partirte la cabeza pensando xDD al igual que en el físico, en un relato necesitas ir a la acción. A mi me gusta pensar la ropa porque para diseñar personajes me gusta dibujarlos, y la ropa dice mucho de ellos.

      Un comentario más abajo lo dicen: los mamillare y los strophium romanos, que debieron copiarlo de los griegos, así que sí, se utilizaba

      Eliminar
  3. Averiguad sobre el "Mamillare" que si mal no estoy usaban las griegas y romanas... ahi tenéis mi aporte a la cultura tetistica y de ropaje a la fantasía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! algo así era lo que estaba buscando

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Crítica Worldbuilding: 6 fallos de Memorias de Idhún

Convocatoria: Mundos fantásticos

Sistemas de magia I