17 de septiembre de 2017

Mientras Escribo de Stephen King

Soy una lista y aprovecho el clickbait de It

King haciendo la momia
En verdad no. Una de las cosas que he hecho este verano ha sido formarme un poquito sobre esto de escribir y teoría literaria. Leyendo ensayos y artículos, centrándome en analizar un poco más lo que leía, en por qué funciona así… Si bien creo que no hay nada definitivo que te enseñe a escribir, ningún curso, ningún blog, ningún ensayo ni ninguna fórmula mágica que te enseñe a escribir. Salvo la práctica, claro, pero eso os lo va a decir King ahora.

Mientras escribo no es un manual de escritura. Bueno, en algunos capítulos sí, en esos en los que dice que te compres un libro para repasar la gramática (Él recomienda uno, y todo sería precioso si él escribiese en español y nosotros en inglés, y me da que no es el caso ☹). Pero no, no es un manual. Es una especie de autobiografía (de hecho, la primera parte lo es) de cómo King escribe sus cosas. Su método, como a él le funciona. No te asegura que a todos nos vaya a funcionar igual. No sé, pero si tengo que aprender de los hábitos de escritura de alguien, prefiero aprender de este señor que ha escrito más de 70 novelas, sin contar los relatos, los guiones y otras cosas que tiene por ahí.

Supongo que si sois escritores ya habréis leído esto o bien lo tenéis en la lista de pendientes, o bien no os interesa King lo más mínimo. Pero aquí voy a poner las frases/cosas que más me gustaron o llamaron la atención de Mientras Escribo.

(Disclaimer: como no tengo imágenes para ilustrar esto, voy a tirar de mi carpeta de memes de nuevo, pero esta vez de la subcarpeta "birbs")

Superconsejitos de King:


La primera parte, como ya he dicho, es una autobiografía. En ella King empieza contándonos sus anécdotas de niño (como por ejemplo, cuando un médico le atravesó el tímpano con una aguja para liberar un chorro de pus o cuando se limpió el culo con ortigas) y sus primeros cuentos, que su madre le compraba por unos centimillos. Ya más mayor nos habla de los clubs literarios que no le sirvieron de nada, pero donde conoció a su mujer. También cómo se le ocurrieron las ideas de algunas de sus novelas mientras trabajaba lavando manteles o inodoros. Después ya pasa a la parte más de “Escritura”.

Por cierto, un libro que recomienda mucho para la gramática es The Elements of Style de William Strunk. Una pena que a mí no me sirva todavía ¿?

El primer mandamiento

Aunque pensaba ir por orden de aparición de los consejos, tengo la necesidad imperiosa de colocar este primero como la primera ley (no el libro de Abercrombie no):

“Si quieres ser escritor, lo primero es hacer dos cosas: leer mucho y escribir mucho. No conozco ninguna manera de saltárselas. No he visto ningún atajo.”

Este es el primer consejo que se da siempre cuando preguntan por “cómo empezar a escribir” Escribiendo sí. Pero King le mete un extra: leer. Y vuelve a insistir:

“Me parece increíble que haya gente que lea poquísimo (o, en algunos casos, nada), pero escriba y pretenda gustar a los demás.”
“Si no tienes tiempo de leer es que tampoco tienes tiempo (ni herramientas) para escribir. Así de sencillo”

Me llamó la atención esto porque sí que conozco a varios escritores que me reconocieron que no les gustaba leer. Siempre el consejo se enfoca en que escribas mucho, pero olvidamos lo de leer. Y me parece igual de fundamental. 

Sobre correcciones y lectores cero:

“Escribir una historia es contársela uno mismo. Cuando reescribes, los principal es quitar todo lo que no sea historia” 

Estas son palabras de John Gould, un director de una revista para la que King trabajó de joven escribiendo la sección de deportes. Gould hizo una corrección exhaustiva de uno de los textos que entregó y King afirma que aprendió más con él en diez minutos que en todas las clases de universidad y el instituto. Gould también le transmitió la máxima de “escribir con la puerta cerrada, reescribir con la puerta abierta”, es decir: producir el primer borrador sin opiniones externas. Una vez creas que está listo, dárselo entonces a los lectores cero.


Sobre leer cosas malas o no:

“Cada libro que se elige tiene una o varias cosas que enseñar, y a menudo los libros malos contienen más lecciones que los buenos” 
“Leyendo prosa mala es como se aprende de manera más clara a evitar ciertas cosas” 

La verdad, yo creo que cuando más he aprendido, ha sido leyendo, efectivamente, cosas malas. Pero páginas después King añade esto:

“Digamos que uno tiene ya más de cincuenta años, y en el mundo hay muchos libros. No puedo perder el tiempo con los que están mal escritos.”

¿Es una contradicción? Puede. Yo lo interpreto como que King dice que cuando estás aprendiendo leas todo lo que te cae en las manos, leas las cosas buenas y aprendas a no repetir las malas. Pero cuando ya tienes una experiencia, no merece malgastar tu tiempo con los malos.


Sobre cuánto escribir:

“A pesar de todo, opino que la primera redacción de un libro (aunque sea largo) no debería ocupar más de tres meses, lo que dura una estación. Si tarda más (al menos en mi caso), empieza a quedar la historia como algo un poco ajeno.” 
“Me gusta hacer diez páginas al día, es decir, dos mil palabras. En tres meses son 180000 palabras, que para un libro no está mal.”
King dice que escribe de cuatro a seis horas diarias, aproximadamente. También dijo en una entrevista que los únicos días que no escribe son Navidad, Año nuevo y el 14 de julio. Aunque luego te reconoce que mintió, que en realidad escribe todos los días, incluidos esos tres. En cuanto a la novela en tres meses… Es difícil cuando no puedes escribir 200000 palabras al día y ocupa más de 180000 palabras…


Sobre las ESCALETAS:


Esto es una de las cosas que más asombrada me dejó, King no hace escaletas... Mejor os dejo con sus palabras:
“Para mí, el esquema argumental es el último recurso del escritor, y la opción preferente del bobo. La historia que nazca tiene muchas posibilidades de quedar artificial y forzada” 
“O mucho me equivoco, o lo que vale para mí también vale para ti. Si estás esclavizado (o intimidado) por la tiranía del esquema y el cuaderno lleno de apuntes sobre personajes, quizá te libere”

King afirma que una escaleta te corta la creatividad y se nota que la narración queda forzada. Supongo que esta es una de las cosas que se le puede criticar a King y que sus finales, por lo general, no sean muy buenos debido a esto. Me ha parecido curioso cuanto menos.

Sobre las descripciones:

“Una descripción insuficiente deja al lector perplejo y miope. El exceso de descripción lo abruma con detalles e imágenes. El truco es encontrar un bien punto medio.”
“Para mí, una descripción acertada suele componerse de una serie de detalles bien escogidos que lo resumen todo. En la mayoría de los casos serán los primeros que se le ocurran al escritor”
Poco más tengo que añadir a esto

Sobre el núcleo de la historia:

“Empezar por las cuestiones e inquietudes temáticas es una de las recetas de la mala narrativa. La buena siempre empieza por la historia, y solo pasa al tema en el segundo o tercer lugar.” 

Con esto supongo que se refiere a que no empieces con algo explicativo, sino que comiences narrando la historia, para después insertar los conflictos en ella. Un ejemplo del muestra y no cuentes.

Sobre elogios:

“Te aconsejo encarecidamente que resistas al impulso. Mantén constante la presión. No la diluyas exponiendo lo escrito a la duda, el elogio o las preguntas, aunque sean bienintencionadas”
“Otra advertencia: evita oír comentarios como “¡es buenísimo!” y correrás menos riesgos de relajarte y enfocar tu trabajo en algo equivocado, como en escribir virguerías en vez de contar bien la historia”

Nadie termina nunca de aprender, los escritores no somos menos. No podemos dormirnos en los laureles si alguien nos dice que nuestra prosa es maravillosa. Hay que seguir aprendiendo y trabajando y aun así nunca conseguiremos escribir la cosa más maravillosa del mundo.


Para terminar:

“Escribir no es cuestión de ganar dinero, hacerse famoso, ligar ni hacer amistades. En último término, se trata de enriquecer las vidas de las personas que leen lo que haces, y al mismo tiempo enriquecer la tuya. Es levantarse, recuperarse y superar lo malo. Ser feliz, vaya”

Creo que esto lo tenemos todos asumido. El que se meta a escritor por la fama o el dinero… lo lleva claro. Y más en este país. Escribir bien no es fácil, y vender, otro tanto.



Y hasta aquí mi artículo-plagio de King. Aunque este señor es sabio y tiene muchos años de experiencia detrás, no todo lo que dice tiene que ser tomado al pie de la letra (como lo de la escaleta xdd). Aun así, creo que en general este libro tiene varias lecciones valiosas que podemos aplicar.


Creo que esta semana por fin podré aplicar el estilo nuevo al blog y arreglaré ese menú asqueroso una vez por todas 😊

No hay comentarios:

Publicar un comentario